• julio 24, 2024 1:05 pm

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

¿Qué sabes de la cocina tailandesa?

Ago 16, 2023

Pattaya Thai Street Restaurant te propone las mejores especialidades de las cuatro regiones del antiguo Reino de Siam.

Por Silvia Resa López
Imágenes: Coira Comunicación

Picante, dulce, amargo, ácido y salado son el nexo de unión de la gastronomía tailandesa, que se reparte entre cuatro regiones, con especialidades como el Pad Thai, el Som Tam Thai, el Satay o el Kai Tod. La ciudad de Pattaya, en el golfo de Tailandia y la palabra Thai, referida a ser libre, a la libertad, ponen nombre a un pedacito del antiguo Reino de Siam en Madrid, donde degustar el umami en versión asiática

Myanmar (antigua Birmania), Laos, Camboya y Malasia rodean a Tailandia, en el sudeste asiático. El antiguo Siam tiene salida al mar de Andamán y al golfo de Tailandia, siendo la ciudad de Pattaya, situada al este del mismo, uno de sus principales centros turísticos, famosa por sus playas.

La gastronomía tailandesa tiene influencia de la china y sus platos aúnan las cuatro regiones del país (las llanuras centrales, el norte, el noreste y el sur) mediante el peculiar uso del picante, el dulce, el amargo, el ácido y el salado.

Cada uno de estos sabores se logran a partir de ingredientes como el chili (picante), el azúcar de palma (dulce) y el zumo de lima y el tamarindo (amargo).

El sabor salado se debe al uso de la salsa de pescado o Nam Pla, la pasta de gambas o Kapi o también el pescado fermentado del noreste sin salida al mar, Pla Ra.

La gastro del área noreste de Tailandia (Isan) es clave en la promoción del turismo del país, siendo muy popular entre los visitantes que realizan su primera incursión en los fogones del antiguo reino de Siam.

Las carnes a la parrilla, el arroz untuoso, las ensaladas fermentadas, los vegetales frescos y las hierbas son las especialidades de la zona noreste, de la que también beben las otras tres regiones culinarias del país.

Toda esta riqueza gastronómica puede encontrarse en Pattaya Thai Strret Restaurant, en el barrio madrileño de Chamberí.

Dar una oportunidad al picante

“La gastronomía que ofrecemos en Pattaya Thai tiene una base picante que es preciso comprender”, dice Juan David Valencia, jefe de Sala del restaurante madrileño; “tan importante ingrediente merece una oportunidad, por lo que puede experimentarse de menos a más para irlo valorando, estando abiertos a nuevas posibilidades”.

PATTAYA_019 (2)

Y es que, siempre desde el respeto a los gustos y criterios de los clientes, el responsable de sala de Pattaya Thai sugiere ir adaptando el paladar al chile verde (prik) de ensaladas, sopas, curris, salteados y salsas tailandesas, “se trata de alcanzar el nivel de picante que te permita disfrutar”.

“Después de América, Asia es la región que más integrado tiene el picante en sus comidas”, dice Anilú Cigüeñas en su libro “Mejor si pica”, uno de los principales referentes en materia de ajíes, chiles y guindillas del mundo editorial; “lo adoptó con tanta fuerza que hoy nos resultaría imposible imaginar a muchas de sus gastronomías más representativas sin él”.

“Al igual que en Laos, Vietnam e Indonesia, los cocineros de Tailandia hicieron espacio a este insumo llegado del Nuevo Mundo, a pesar de ser un territorio ya de por sí muy rico en especias”, dice Cigüeñas, que considera que el picante ha enriquecido aún más sus platos “que ya combinan magistralmente lo ácido, salado, lo dulce y lo umami, para darles aún mayor profundidad”.

“Los que tenemos una resistencia más o menos desarrollada al picante no concebimos algunos platos sin el aporte que da el ají”, dice la citada experta; “pero bien es cierto que la destreza del cocinero entra en juego”.

Es lo que ocurre en Pattaya Thai Street Restaurant, con una carta en la que destacan el Khung Sa Bai (donut de langostinos fritos con salsa sweet chilli) como entrante, la ensalada Yam Ped Krob (templada, de pato crujiente con verdura y pasta de chilli dulce), el Khao Pad Mud Gung (arroz salteado con pollo y verdura, ligeramente picante), los Thai Mama Pad (tallarines en sopa de TomYam con verduras, brote de soja, lemongrass, galanga y hojas de kafir), el Kra Prow (pollo de corral picado o tofu salteado con albahaca, ajo y guindilla), el Ped Rad Sauce Makhram (pato crujiente en salsa de tamarindo, con guindilla seca crujiente, cilantro y cebolla frita crujiente), así como la degustación de curris para dos personas, el Massaman Thai (ternera con curry cremoso, anacardos y patatas, acompañado de una ración de arroz blanco) o el afamado Chuchi (curry seco en leche de coco, albahaca, hojas de kafir y acompañado de salmón o langostinos).

Take away al estilo tailandés

Con aforo para un máximo de 80 comensales, este restaurante ofrece un menú diario por menos de 15 euros, además del servicio take away o listo para llevar. Comer a la carta supone un ticket medio de 25 euros.

El horario, de martes a domingo, es desde las 12:00 a las 16:30 horas y de 20:00 hasta las 24:00 horas.

Un aspecto destacable es el entorno relajado y acogedor de este restaurante tailandés. El espacio Pattaya Thai está decorado con materiales naturales, como es propio en esta región del mundo.

El uso de la madera, el aprovechamiento del espacio físico de forma eficiente, la luz abundante que, al mismo tiempo que da sensación de unión con la naturaleza permite un ambiente despejado, o los detalles del tallado en el mobiliario dotan de una personalidad propia a este “nidhnoy” o pedacito de Tailandia en Madrid.

PATTAYA_016 apaisada

Un apunte más acerca del picante: según explica Anilú Cigüeñas, de los cinco sabores que detecta nuestro paladar (dulce, salado, ácido, amargo y umami) varios pueden estar contenidos en un ají, si bien “no es correcto decir que algo sabe a picante, pues el picor no es un sabor, sino una sensación”; “el picante no se detecta por el sentido del gusto, sino a través de los receptores del dolor”.

¿Te interesa este tipo de temas? Sigue leyendo aquí

Por VELT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *