Sí, los españoles comemos pan porque nos gusta

Acaba de presentarse el estudio sobre “Hábitos y consumo de pan en España” realizada por Simple Lógica para Pan Cada Día y los resultados han sido concluyentes. Resulta que más de 9 de cada 10 españoles comen pan, siendo el motivo principal porque les gusta, y es que, el consumo de pan sigue siendo una tradición gastronómica muy valorada en los hogares españoles, tanto por su sabor como por el valor nutricional que aporta a las comidas que acompaña. Además es uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea, sin embargo, aún existen mucho mitos que nos frenan en el momento de poder disfrutar de este alimento en su totalidad.

La encuesta, que se ha realizado a más de 2.000 casos e indica que el 92,6% de la población ingiere con asiduidad pan, siendo la modalidad blanca la preferida por el 75,1% de los consumidores, por delante del integral que es consumido por un 28,2%.

Además, el pan blanco sigue situándose como el preferido entre los españoles, un 75,1% lo consume frente a un 28,2% que opta por el integral. Madrid y Castilla y León, son las comunidades autónomas en las que se consume más pan blanco.

En cuanto al formato preferido por los españoles en función de la hora del día, prevalece la barra en todas las franjas horarias, seguida por la baguette, la chapata y el pan de molde. De hecho, la hora de comer es cuando más pan se ingiere y la merienda cuando menos, especialmente porque cada vez se prescinde en mayor medida de ese tentempié.

Propiedades frente a mitos

Entre las causas por las que eliminan los españoles los hidratos de carbono de su dieta, el 29,2% explican que realizan una dieta sin pan, el 24% no considera que sea necesario para llevar una dieta equilibrada y el 9,4% de los encuestados señala que su motivo es que engorda.

Al contrario de lo que creen los que prescinden del pan en su dieta, este alimento únicamente contiene entre 1 y 3 gramos de grasa por cada 100. Además, el valor nutricional que aporta en cuanto a hidratos de carbono y proteínas hace del pan uno de los acompañantes imprescindibles en nuestra dieta.

Sin embargo, en referencia a  la cantidad de pan que se consume con respecto a la que consumían hace diez años, casi la mitad de los encuestados afirma que consume la misma cantidad (47%).

Entre los que sí han variado la cantidad de su consumo, prevalecen aquellos que lo han disminuido con respecto a quienes lo han aumentado, afirmando un 40,9% que toman menos cantidad que hace diez años, mientras que un 11,8% aseguran que consumen más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*