• Mié. Feb 8th, 2023

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Christoph Kraemer, country manager Spain de Ashley Madison: “La infidelidad siempre ha existido y existirá después de Ashley Madison”

Sep 24, 2011

Desembarcaron en España a principios de mayo pero ya cuentan con más de 200.000 usuarios en nuestro país. Su llegada no ha estado exenta de polémica, ya que son la primera empresa que ha llevado la infidelidad a los espacios publicitarios. Bajo el eslogan de “la vida es muy corta. Ten una aventura”, el portal www.ashleymadison.com lleva ya casi diez años en esto de las “aventuras discretas para gente casada”.

Ashley Madison empezó su andadura en el año 2002 y en la actualidad es el líder mundial en su sector. Nueve años de experiencia, presencia en catorce países y casi diez millones de usuarios, avalan su trayectoria. El representante de la firma en España, Cristoph Kraemer es el encargado de contar a Vivir en La Tierra como está siendo la particular aventura de la compañía en este país.

Acaban de aterrizar en España y según los últimos datos ya tienen aquí unos 50.000 usuarios…

Más aún. En mayo pusimos la página on line e hicimos publicidad on line, en Google, con los buscadores y un pequeño media tour con nuestro presidente, Noel Biderman… tanto la acogida de los medios como, sobre todo, de los usuarios españoles, ha sobrepasado todas nuestras expectativas. En poco más de un mes, como has dicho, ya contábamos con más de cincuenta mil usuarios. Y entonces, fue cuando decidimos convertir a España en un mercado prioritario e invertir en una campaña millonaria. El 26 de junio iniciamos la campaña de publicidad en La Sexta, en la Fórmula 1 y al día siguiente tuvimos el récord histórico de inscripciones en un solo día: se inscribieron 73.000 españoles.

Qué se añadieron a los 50.000 que ya había.

Sí. Y ya hay más. Pero con la campaña en La Sexta se creó una cierta polémica, porque pese a que Autocontrol nos había dado el visto bueno y había aprobado el anuncio –el primer país en donde se nos da a la primera-, Telecinco y Cuatro decidieron no emitir nuestro spot. Y ya teníamos concertada una campaña en La sexta y en Antena 3 y Antena 3, al ver el escándalo que se había montado, se echó para atrás. Nos llamaron diciéndonos “lo sentimos mucho pero no vamos a participar en la campaña y os cancelamos los spots que ya teníais comprados y concertados”. Sin más explicación. Pero los españoles nos están recibiendo con los brazos abiertos porque desde entonces, ya tenemos más de 200.000 usuarios, así que más de 75.000 más se han inscrito en nuestra página.

¿Sólo se ha realizado campaña publicitaria on line y en televisión?

A raíz del rechazo de estas cadenas decidimos poner una lona publicitaria aquí en Madrid, y también nos la retiraron a las tres horas. No nos han hecho un comunicado oficial de la razón. Queríamos transmitir la idea de que la aventura perfecta es la aventura que no se descubre, que sólo se queda en rumores: habíamos incluido en la imagen al príncipe Carlos, al rey don Juan Carlos y a Bill Clinton. Y de los tres el único adultero confeso sólo era Clinton… Del príncipe Carlos y del rey solo hay rumores…

Pero es un tema delicado.

Parece que sí, pero lo que queríamos transmitir era que, incluso, para prevenir posibles rumores, utiliza un servicio como el de Ashley Madison. Y no como, por ejemplo, Facebook, que en Reino Unido ya lo citan como causa en un 20% de los divorcios. Es alucinante. O el móvil, que los sms comprometedores no sé cuántas veces han salido también como causa de divorcio. Sin entrar en el debate de si una aventura es buena o no.

El tema ético.

Queríamos decir: si lo vas a hacer, sin ponerle etiqueta moral sobre si es bueno o no, hazlo bien y hazlo de la manera más secreta y discreta posible. Para eso existe Ashley Madison. No era nada contra el rey, la institución del rey, ni nada de eso. Sin embargo, nos cortaron la libertad de expresión a las tres horas.

¿Cómo funciona Ashley Madison? ¿Es similar a portales como Meetic, Parship… aunque para gente casada? ¿Éste es un requisito indispensable?

Lo más importante es la discreción, el anonimato y la confidencialidad. Por lo tanto, no pedimos ni el nombre de nuestros usuarios, ni su dirección física, ni el móvil… nada de eso, sólo su correo electrónico y unos datos sobre su apariencia física, lo que buscan realmente. Por lo tanto, no hacemos un registro de tu estado civil, ni pedimos los datos de si estás casado o no. Realmente Ashley Madison surgió porque, según muchos estudios, entre un 25 y un 30% de usuarios de páginas de solteros, como Meetic, o están casados o en pareja, y están engañando a la gente que encuentran ahí acerca de su estado.

Nuestro fundador pensó que existía la oportunidad de dar a esta gente una plataforma donde conocer a terceros o encontrar a otras personas que están en la misma situación que ellos: que no tienen la felicidad completa en su pareja actual por las razones que sea, porque es normal que tengas altibajos en tu relación de pareja y si estás en un punto bajo que necesites algo más porque no lo recibas todo al 100% de tu pareja. Esto es una plataforma para buscar gente que está en la misma situación que ellos o que al menos lo entiende y que sepan desde la entrada en lo que se meten, porque también tenemos solteros que no quieren comprometerse y buscan algo sin compromiso, sin ataduras.

¿Cómo ponen en contacto a las dos personas?

La inscripción es gratuita y no pagas una cuota mensual como en las páginas para solteros, porque ahí buscas pareja durante ‘X’ meses hasta que la encuentras y ya no necesitas la página. En Ashley Madison compras un paquete de créditos que nunca se caduca. El contacto con alguien, por ejemplo, una llamada de teléfono, cuesta determinados créditos y a partir de ahí chateas gratis con esa persona durante todo el tiempo. Sólo es el establecimiento del contacto el que te cuesta algo. Podríamos definir Ashley Madison como una red social de encuentros.

Nosotros no sugerimos ningún perfil porque no somos una agencia matrimonial. Ahí es donde también nos diferenciamos de eDarling o Parship, que funcionan parecido a una agencia matrimonial. Tu haces la búsqueda tu mismo: pones un cierto número de características tuyas y te pueden encontrar a ti y también puedes encontrar tu a otros usuarios que se correspondan a lo que quieres.

¿Se inscriben más hombres o más mujeres? Porque tengo entendido que España es el segundo mercado en cuanto a inscripción femenina de todos lo que operan…

A nivel internacional se inscriben un 70% hombres y un 30% mujeres. Y hay que decir que la idea inicial y el nombre Ashley Madison viene porque, en 2002, cuando Noel creó la página, Ashley y Madison eran los dos nombres más populares para chicas. Por eso él decidió escoger esos dos nombres: para que las mujeres se sintieran identificadas con esos ellos porque, desde el principio, la idea era la de dar un máximo de seguridad: que ellas estuvieran seguras de esta plataforma de comunicación. Porque para hombres desde hace mucho tiempo existen toda una serie de industrias, de cosas donde pueden acudir para conquistar mujeres, pero para las mujeres solía ser más difícil. Estaba peor visto. E Internet brinda esa oportunidad para dar una igualdad a las mujeres. Por eso también en nuestro diseño utilizamos colores más femeninos: rosados, para dar más seguridad a las usuarias.

Pero, como decía, a nivel mundial las inscripciones son de un 70% hombres y un 30% mujeres y en España un 65% de hombres y un 35% de mujeres.

¿Y cómo se explica eso?

No soy sociólogo, no sé porqué las españolas son más decididas. Una explicación que yo tengo por mi formación de historiador es que, basándome en la historia reciente de España, donde las mujeres no podían trabajar o abrir una cuenta bancaria sin el permiso de su marido, igual han tenido que luchar más que las mujeres europeas, para conseguir la igualdad de derechos. Al tener que ser más fuertes, más decididas a la hora de buscarse su camino, ahora son más independientes y mejor preparadas para utilizar un servicio como Ashley Madison.

¿Qué objetivo se han marcado para el mercado español? ¿Qué número de usuarios les gustaría alcanzar?

Ese dato lo estamos revisando a diario, porque hace dos semanas nuestro objetivo era el alcanzar a finales de año los 250.000 usuarios, y dos semanas después estamos a más de 200.000. Si seguimos así, a finales de año vamos a superar cualquier previsión que hayamos podido tener, por lo que no me atrevo a ponerle un número.

Es un mercado muy nuevo ¿existe la competencia?

No realmente. Hay algo de competencia, pero en los países que estamos siempre hemos tenido competencia que ha ido y venido y al final los que seguimos estables en los 14 países en los que estamos somos nosotros.

¿Ha habido algún caso que haya trascendido, que se haya enterado la pareja?

De momento no nos ha llegado información de ningún caso así. Lo que sí nos llega es gente que está contenta, gente que afirma que ha “devuelto la chispa a su matrimonio”. A lo mejor sin que lo confiesen a su pareja: el hecho de haber tenido una aventura les hace más felices y hacen más feliz a su pareja, a su familia.

¿Existe un usuario tipo, que se de de alta en Ashley Madison?

En cuanto a edad sí, entre 35 y 55 años. Y hay una cierta tendencia a que estén en entornos urbanos, más que rurales, por las conexiones a Internet. Y porque en las ciudades hay más usuarios potenciales. Pero en ningún país hemos podido observar realmente que hay un grupo demográfico más propenso. Incluso con estudios independientes que hemos hecho, lo que vemos es que se atraviesan todas las capas demográficas que existan. Realmente la infidelidad siempre ha existido y existirá después de Ashley Madison. En todas las clases sociales.

Pero es nueva en cuanto a este nicho de negocio…

Sí, pero porque las páginas para solteros es un mercado más limitado porque ¿Cuántos solteros hay en España? ¿Entre seis y ocho millones en un momento dado?. El mercado potencial de la gente que está en pareja o casada es un más grande y además, según las estadísticas –aunque nosotros dudamos de esas cifras- se dice que entre un 40 y un 60% de las mujeres y un 60 y un 80% de los hombres, serán infieles al menos una vez durante su vida de pareja. Pero no estamos convencidos de que la gente diga la verdad cuando le hacen este tipo de estudios. Pero aunque sólo sea el 50 o 60% de las personas, hablamos de números muy importantes de la población.

¿Está usted casado? ¿Le molestaría que su pareja acudiera a un servicio como el de Ashley Madison?

No estoy casado pero sí tengo pareja. Tengo que decir que soy de la filosofía de “ojos que no ven, corazón que no siente”, a menos que sea un problema crónico. Porque entonces ya tendría que mirarme a mí mismo y preguntarme qué estoy haciendo para que mi pareja tenga que acudir a otra persona para satisfacer una necesidad sexual o emocional. De hecho, nosotros aconsejamos a los usuarios que primero intenten arreglarlo con su pareja antes de buscar nada fuera.

¿Cuál es el país más infiel?

Todavía no tengo los datos exactos, pero creo que son los australianos y también los suizos son muy espabilados en este aspecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *