• junio 24, 2024 5:30 pm

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Estar en menopausia

May 22, 2024
menopausia Baylee Gramling unsplashImagen: Baylee Gramling/ Unsplash.

Casi el 80% de las españolas que afrontan el climaterio se sienten ignoradas e incluso estigmatizadas por la sociedad.

Silvia Resa López
Imágenes: Unsplash

Aún no ha cumplido los 50, aunque ya experimenta algunos de los signos que indican la llegada de una nueva etapa, la menopausia. No se trata de una enfermedad, sino de una fase del ciclo vital que experimenta toda mujer, si bien es cierto que cerca del 80% de las españolas creen que la sociedad tiende a menospreciar o ignorar los síntomas y dificultades asociados al climaterio

Dicen que no hay una única menopausia, pues cada mujer la experimenta de distinta manera, empezando por los síntomas que, más allá de los sofocos, alcanzan una media de seis distintos para cada persona.

“Las diferentes experiencias y maneras de vivir esta etapa de la vida, junto al tabú que todavía suponen ciertos temas relacionados con la salud y el cuerpo de la mujer, hacen que apenas se hable de la menopausia”, se dice en el último informe sobre el tema, realizado por la empresa de Investigación de Mercados Kantar Insights, “Hablemos de menopausia”.

Una de las principales conclusiones del mismo es que el 76% de las féminas que se encuentran en dicho periodo no se sienten representadas, en absoluto, ni por la publicidad, ni por el marketing de las marcas.

Además, casi el 70% de las mujeres encuestadas considera que son escasas las empresas y enseñas que ofrecen productos específicos para cubrir las necesidades propias de esta etapa.

¿Al margen de la sociedad?

La menopausia es una etapa natural de la vida de las mujeres, que ha quedado invisibilizada o demonizada por los cambios hormonales que se suceden”, dice Pilar Ruiz, responsable de Comunicación de Intimina en España; “por eso consideramos fundamental abandonar los estigmas y prejuicios, aportando no sólo la visión de cómo se sienten las mujeres, sino también aquella información que permita normalizar este periodo fisiológico”. 

menopausia Briana Tozour unsplash
Imagen: Briana Tozour/ Unsplash

Esta empresa, que ofrece un amplio portfolio de productos destinados a cubrir los diversos aspectos de la salud íntima femenina, ha publicado recientemente un informe que abarca cuestiones como el edadismo (discriminación debida a la edad) así como los tabúes asociados a las mujeres de la generación Silver.

Las mujeres consultadas por Intimina consideran que existen vetos en torno a su sexualidad (70% de las encuestadas) y a la menopausia (74%).

“Casi el 80% de las españolas afirman que la sociedad tiende a menospreciar o ignorar los síntomas y desafíos asociados con la menopausia” dice Irene Aterido, sexóloga y experta en ciclo menstrual; “esto sucede en espacios como el entorno laboral (54%), los medios de comunicación (46%) o las redes sociales (46%), donde casi la mitad de las mujeres sienten que existe una mayor discriminación hacia la etapa del climaterio”.

Debido a ello, son muchas las que, además de preocuparse por los efectos de la menopausia en su salud (63%), también lo hacen por el impacto que puede tener esta fase en su autoestima (47%), en su vida sexual o de pareja (43%) e incluso en su ámbito laboral (29%).

“Las marcas deben darse cuenta de que tiene más sentido centrarse en momentos de la vida que en franjas generacionales, demasiado amplias y heterogéneas”, dice Cristina Pérez Head of Commerce & Innovation en Kantar Insights; “existen ciertas etapas, como es la menopausia, que afecta a millones de mujeres y que se solapa con otras fases vitales a las que habrá que acercarse de una manera distinta”.

Para esta experta, “no es lo mismo una mujer de 50 años que una de 65; en este sentido, hay mucho margen de mejora y las mujeres van a agradecer que ese apoyo que encuentran en su entorno más inmediato, la familia, lo tengan también fuera”.

El estudio de Kantar Insights está basado en encuestas online realizadas a 504 mujeres en fase de perimenopausia o menopausia, con edades comprendidas entre los 30 y los 65 años y residentes en España. Los datos obtenidos han sido comparados, posteriormente, con un estudio realizado en Reino Unido a 1.000 mujeres en la etapa de la menopausia y dentro del mismo rango de edad.

“Como marcas hemos de luchar por romper los tabúes y normalizar esta fase de la mujer, con una comunicación mediante la que se sientan acompañadas e identificadas”, dice Raquel Vila, Brand and Digital Manager de Ymea España, empresa especializada en menopausia.

meopausia Krakenimages unsplash
Imagen: Krakenimages/ Unsplash

“Hay enseñas que intentan comunicar sobre la eterna juventud, aunque la menopausia debe reflejarse como lo que es, una etapa más en la que las mujeres podamos recibir formación y educación incluso sin tener que buscarla”, dice la responsable de Ymea; “adicionalmente, las marcas tenemos como reto comunicar sobre la menopausia sin mencionarla, ya que hay mujeres que no identifican que están en dicha fase, e incluso el término aún les genera mucho rechazo”.

Seis maneras de conectar con ellas

Según el citado informe, “existe una gran oportunidad para las enseñas que quieran ponerse las pilas en cuanto a la menopausia y conectar con las distintas audiencias; sectores como los de alimentación, moda, belleza, bienestar y cuidado personal son los tienen un mayor potencial”.

“No hay una única menopausia ni, por tanto, una única audiencia representativa de la mujer en dicha etapa”, dice Cristina Pérez, de Kantar Insights; “de hecho, se han identificado hasta seis formas diferentes de afrontar emocionalmente esta fase de la vida”; “por eso es importante que las marcas entiendan a cuál pertenece la mujer a la que se dirige su producto, para adaptarlo y comunicarlo de una manera diferencial y relevante”.

En este sentido, son seis los perfiles femeninos identificados por Kantar Insights en relación a la etapa de la menopausia:

  • Imparable. De espíritu enérgico, no está dispuesta a que la menopausia le prive de hacer las cosas que le gustan. Ha incluido suplementos vitamínicos en su dieta para mejorar su rendimiento y resistencia. De entre los síntomas de la menopausia, los sofocos son los más molestos. En las marcas busca la innovación, que le ofrezcan cosas rompedoras. Color identificativo: rojo.
  • Emprendedora. Para ella, mantener su estatus conlleva seguir siendo respetada y valorada. Su principal fortaleza es la confianza en sí misma. Busca minimizar el impacto de este ciclo mediante hábitos tales como el cuidado de su peso corporal, la calidad del sueño y la mejora de su concentración. Color identificativo: púrpura.
  • Informada. Curiosa e intelectual, no está dispuesta a que la menopausia limite su desempeño profesional o vital. Desea saber qué ocurre en su cuerpo, para gestionar sus síntomas de la mejor manera posible. Una comunicación clara y experta es lo que más valora en las marcas. Color identificativo: azul.
  • Tranquila. Es sensible, afable y las relaciones sociales y familiares son para ella relevantes. Busca sentirse sana y cómoda en su propio cuerpo, sin preocupaciones ni vulnerabilidades. Las marcas deben utilizar un lenguaje sensitivo y empático. Color identificativo: marrón.
  • Acogedora. Es cercana y optimista, por lo que para ella es imprescindible un enfoque positivo. Cree que aún tiene mucho que aportar y no está dispuesta a que la menopausia la excluya. En la marca busca a una amiga o mentora. Color identificativo: naranja.
  • Vital. Es divertida, espontánea y extrovertida. La ansiedad y los cambios de humor son los síntomas que más le inquietan. Se interesa por productos que la hagan sentir joven, por lo que en las marcas busca que sean atrevidas y le alejen de las preocupaciones. Color identificativo: amarillo.

La edad como factor añadido

Para el 72% de las mujeres españolas existe la discriminación asociada a la edad, o edadismo, algo que ha sufrido en carne propia el 42% de las féminas. Son conclusiones del informe elaborado para Intimina;  “a esta brecha de edad, habría que sumar la percepción de agravio comparativo entre hombres y mujeres, ya que aquellas que ya están en el climaterio sufren un cuestionamiento que no padecen de manera tan acusada los hombres de su misma franja de edad”, dice Pilar Ruíz.

menopausia Nappy-Ynzmj_Yebgs unsplash
Imagen: Ynzmj Yebgs/ Unsplash

El doctor Rafael Sánchez, director Médico en Diatros, clínica especializada en la salud de la mujer, cree que “la menopausia tiene el estigma de pérdida de la juventud; por ello necesitamos información y formación para romper totalmente ese tabú, al igual que con respecto a los tratamientos asociados”.

Dice el doctor Sánchez: “parece que hacer uso de un antidepresivo está más normalizado que, por ejemplo, seguir un tratamiento hormonal, el cual, por otro lado, es básico ante la bajada que se produce en este periodo, aunque todavía hay muchos miedos y reticencias”. 

“Las marcas ya han conseguido romper tabúes en torno a otros conceptos como la menstruación o la sequedad vaginal, de los que ya escuchamos hablar en publicidad”, dice el director Médico de Diatros; “con lo que se puede y se debe hacer para otros efectos tales como los sofocos, que todavía parecen innombrables”.

Terapia emocional

Según los resultados del I Estudio de Intimina sobre Sexo y Menopausia, es habitual que las mujeres experimenten signos tales como sofocos (68%), sequedad vaginal (44%), el aumento de peso corporal y cambios en el estado de ánimo (42%).

Estos cambios afectan directamente a sus relaciones sexuales; en el informe “Sexo y Menopausia”, 9 de cada 10 mujeres afirman que tanto la frecuencia de sus relaciones sexuales (92%) como su satisfacción (93%) han disminuido. La disminución de la libido (74%), la sequedad vaginal (56%) y el dolor o las molestias durante las relaciones sexuales (30%) son los motivos esgrimidos.

Aunque no son únicamente éstos los principales cambios en la vida de la mujer en fase de climaterio, ya que el 58% de las encuestadas en el estudio de Intimina consideran que también han visto afectada su autoestima.

menopausia Daria Pimkina unsplash
Imagen: Daria Pimkina/ Unsplash

“Cada día son más las mujeres que tienen problemas con su autoestima y esto no disminuye con la menopausia, sino que, por el contrario, este tipo de problemas aumenta”, dice Selina Giacuzzo, Business Development Manager en Intimina.

Y es que, entre los cambios asociados a la menopausia, los relacionados con la salud mental y emocional merecen una mención aparte. Desde Kantar Insights se asegura que el 51% de las mujeres en menopausia reconoce un impacto negativo en su estado de ánimo, mientras el 25% ha visto afectado su nivel de confianza.

Todo ello está, al parecer, muy relacionado con el sueño y el 80% de las mujeres que usan apps de sueño dice que su estado anímico se ha visto afectado por la menopausia, según recoge el estudio de Kantar Insights.

Las relaciones sociales también se ven afectadas durante el periodo menopáusico, de modo que el 16% de las mujeres que atraviesan la fase de climaterio siente que ha tenido algún conflicto en sus relaciones familiares; el 34% de las encuestadas se siente poco apoyada por sus familiares y amigos o percibe que no entienden por lo que está pasando.

Un documento reciente de la organización británica Women’s Health Concern (WHC) recoge algunas recomendaciones para estabilizar el estado anímico, a partir de las estrategias cognitivo conductuales, ya que “pueden ayudar a las mujeres con menopausia a identificar los pensamientos excesivamente negativos y cambiar la perspectiva para poder manejarlos”.

Algunas de estas herramientas de la WHC son las siguientes:

  • Amplía tu perspectiva. Date cuenta de las cosas que valoras, de qué actividades solías disfrutar y cómo te gustaría que fueran las cosas dentro de cinco años.

Gradualmente, vuelve a participar en tareas o actividades que quizá hayas abandonado cuando empezaste a sentirte mal.

  • Hechos, no pensamientos. Un pensamiento no es más que una visión particular de una decisión determinada. Así que pregúntate si la visión que tienes de ti misma es precisa o qué es lo que te diría una buena amiga al respecto.
  • Cosas que han salido bien. Al final del día, identifica tres cosas que se hayan resuelto de forma positiva las cuales, por pequeñas que sean, elevarán tu percepción de bienestar.
  • Hábitos saludables. Cuida la calidad de tu sueño, pues es determinante en el equilibrio de tu salud mental y emocional. Para ello, aparca las pantallas al menos una hora antes de irte a acostar, limita el nivel de luz al anochecer, genera un ambiente fresco en tu dormitorio, para facilitar el sueño, adelanta la hora de la cena y no olvides agradecer por las personas y las cosas que tienes en tu vida y te hacen feliz.

“Se trata de un cambio que empieza en nosotras”, dice Jennifer Verhelle, directora de Marca de Cumlaude Lab; “por lo que no se debe olvidar que, gracias a que se ha llegado hasta aquí, la mujer ya sabe lo que le gusta y cómo, y también lo que no”.

Por VELT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *