• Lun. Ene 30th, 2023

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Reiner Schöne, actor y músico: “La música tiene que tener alma, tocar a la gente”

Nov 20, 2012

Nacido en Alemania el 19 de enero de 1942, Reiner Schöne es uno de los pocos actores alemanes con carrera internacional. Creció en Weimar, donde también realizó sus estudios de interpretación en el Teatro Nacional Alemán. Paralelamente se desarrolló como cantante y compositor. En 1968, después de un concierto en Berlín Occidental (todavía existía el muro) no regresó a la RDA. Ese mismo año llegó su primera gran oportunidad como protagonista en el musical “Hair”. En 1972, protagonizaba la versión germana de, “Jesucristo Superstar”.

El salto a EEUU se produjo unos años más tarde, en 1985, a través de la serie de Disney “Return to Treasure Island (El Retorno a la Isla del Tesoro)”. En lo que a su carrera norteamericana se refiere ha compartido plató, entre otros, con Clint Eastwood, Lee Van Cleef, y Kris Kristofferson, y aparecido en series como “Star Trek – The Next Generation”, “Babylon 5”, “MacGyver”, “Matlock”, “Se ha escrito un Crimen”… En 2002, se producía su regreso a Alemania por motivos personales. Actualmente Reiner Schöne se encuentra de nuevo presente en los cines a través de las películas “El Cuarto Poder”, “El Niño” y como la voz de Optimus Prime en las tres entregas de “Transformers”. Su último trabajo musical es “One on One Heart”, que grabó en Berlín con Thomas Wolfram, Robert Puls y el legendario pianista de jazz Ulrich Gumpert. El álbum “Music and Lyrics” es considerado como su mejor obra musical.

Desde sus inicios como actor hasta ahora, ¿cómo ha evolucionado el cine?

No es una pregunta fácil. En primer lugar, los presupuestos que se manejan se han incrementado en proporciones razonables. En realidad, como yo lo veo, las escenas, las cámaras, la música,  todo se ha hecho más grande y más grande y los cortes son mucho más rápidos ahora. Pero el foco principal está, como antes, en un buen guión y una buena actuación.

Música, cine, teatro, libros… ¿Hay algún tipo de arte que aún no haya sido tocado por usted pero que le gustaría abordar?

Bueno, usted ha cubierto prácticamente toda la gama y variedad de lo que estoy haciendo y he hecho. Creo que es suficiente para toda una vida. Tengo que tener cuidado de mantener la atención en lo que hago cuándo lo hago. Y no siempre es fácil combinarlo con la vida familiar. Pasar tiempo de calidad con mi esposa y mis hijas.

Reiner Schöne.

Usted ha trabajado con figuras del cine como Clint Eastwood o Kris Kristofferson, ¿cómo recuerda esa experiencia?

Ambos eran realmente geniales, sencillos y muy profesionales. Chicos que estaban (y están) centrados y son iconos por una buena razón.

Yo le conocí a través de la serie de Disney ‘Retorno a la Isla del Tesoro’, así que me gustaría mucho preguntarle sobre esa experiencia ¿Qué recuerda acerca del personaje de Hans Van der Brecken?

Hans Van der Brecken era un ‘verde’ precoz, un ecologista. Fuerte, terco, un aventurero. Y la serie fue mi billete a América. Uno de los mejores y más felices proyectos de los que formé parte.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el cine alemán y las producciones de EE.UU.?

La respuesta a eso es fácil: las producciones americanas tienen mucho más dinero para gastar en todo. Comienzan con el desarrollo del guion, y terminan con la comercialización, la promoción del trabajo en todo el mundo. En general, me atrevo a decir que tienen mejores escritores que proporcionan a los actores grandes vehículos/roles para desarrollar sus habilidades.

Si tuviera que elegir entre la actuación y la música, ¿Con cuál se quedaría? ¿Por qué?

No lo tendría que pensar dos veces: Música. Me encanta actuar, sin duda, y no se pueden comparar, ni jugar una cosa contra la otra. Pero escribo mis letras y mi música, toco mi guitarra, canto al frente de mi banda… eso es realmente lo mío. Como actor reproduzco, por ejemplo, lo que Shakespeare escribió. Como músico puedo crear mi propio arte y cuando el público pide un ‘bis’ es mucho más gratificante. Pero, bueno, doy gracias al Señor por haberme bendecido con un montón de habilidades y veo ambas profesiones como una vocación.

¿Cómo describiría su estilo musical ahora? ¿Qué significa para usted ‘Music and Lyrics’?

Atengámonos a la primera parte de la pregunta. Soy lo que se llama cantante/compositor de música. Y, sobre todo, después de que Ulrich Gumpert, uno de los mejores pianistas de jazz alemán, sin duda uno de los mejores que conozco, se uniera a la banda, su influencia ha marcado de jazz nuestra música.

Y mi biografía alemana/estadounidense me legitima para escribir canciones en ambos idiomas y tenerlos ambos en un solo álbum.

¿Qué es lo que quiere transmitir con ‘One on One Heart’?

No hay que insistir demasiado en ello. Es una agridulce canción de rock que da título al álbum. Una mezcla de música cantada/escrita, donde se mezcla el Jazz, Blues, Country & Rock’n’Roll. Que refleja historias muy personales.

¿Qué ha cambiado desde su primer álbum en 1968? ¿Qué permanece de esa época?

La música como toda forma de arte cambia con el tiempo. En el 68 teníamos más música hecha a mano. Ahora nos valemos de máquinas, de equipos informáticos que permiten los no músicos incluso hacer cosas geniales. Yo prefiero utilizar esas herramientas modernas para reforzar mi música todavía hecha del modo tradicional. Para bucles y muestras puede ser divertido trabajar con esos equipos, pero la música tiene que tener un alma, como un latido del corazón, tiene que tocar a la gente. Si puede hacer eso con la ayuda de las computadoras, que así sea.

¿Cuáles son los principales retos a los que se va a enfrentar en el futuro?

Mantenerme vivo y sano, estar ahí para mis dos niñas pequeñas. Para ayudarles a crecer. Y mantenerme enfocado en mi arte. Música, escritura, actuación.

¿Puede una persona ser joven aun siendo mayor? ¿Cuál es el secreto?

Bueno, ese el título de una de mis canciones y es un poco una forma de hablar. Aunque claro que se puede. Mi madre falleció a la edad de 84 años y era joven de corazón, abierta, una chica muy alegre.

Una de sus últimas películas es “El cuarto poder” ¿Cree que la prensa realmente puede seguir siendo calificada así?

Depende del país. Del sistema. Dejé la Alemania del Este, la RDA en 1968 porque era un sistema opresivo, sin libertad de prensa. Y en demasiados países la prensa todavía tiene que luchar con el Estado. Pero aquí, en Alemania, actualmente parece que tenemos una situación bastante buena, una libertad de prensa, de opinión, bastante sólida.

En su opinión, la libertad es…

Lo que tengo ahora.

¿Cómo le gustaría ser recordado?

Me gustaría ser recordado por mis escritos, mis canciones, mis historias, y por mis hijos como el mejor papá del mundo. Empecé a escribir un diario en el 68 cuando me fui de Alemania Oriental y todavía lo hago. Así que, a su debido tiempo, mis hijos tendrán unas cajas muy pesadas llenas con la vida de su padre. Y bucearán en décadas de altibajos. Y podrán leer también sobre su vida desde el día en que nacieron. Impresionante, ¿no?

Imágenes cedidas por Reiner Schöne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *