Los españoles gastarán un 12% más de lo habitual en sus compras navideñas

Nos comeremos el turrón, y mucho más. Y es que no falla, el ticket medio por compra en Navidad es hasta un 12% superior al del resto del año, según el informe “La cesta navideña de la compra” de Nielsen.  Además, esta campaña, y en consonancia con las cifras vistas durante el año y que se han mantenido en noviembre, se estima que el consumo navideño crecerá por encima del 3%, cifra que constata cómo el Adviento ya no es esa época en la que el consumidor se aflojaba el cinturón tras vigilar el gasto durante todo el año -como sucedía durante la crisis-, sino que es un momento del año en que consumimos productos distintos pero con una tendencia similar a la del resto de meses.

No es de extrañar por tanto que más del 30% de las ventas de productos de la cesta de Navidad se generen en las diez semanas que dura la campaña, si pensamos en tantas fechas señaladas en el calendario, en la entrada de productos estacionales y en el aumento del gasto en determinados productos frescos de mayor importe medio.

Asimismo, las visitas a los establecimientos se realizan con mayor asiduidad, con crecimientos superiores al 20%, dado que son compras muy asociadas a productos perecederos (pescado, carne, fruta…), que representan casi uno de cada cuatro euros de gasto y son los que mayor capacidad de empuje tienen (un 5,8% crecieron la pasada campaña).

Los dulces navideños, los reyes de la cesta

Dentro de la cesta navideña de la compra, valorada en algo más de 2.000 millones de euros, los productos que reinan son los clásicos dulces como turrones, mazapanes, etc., que representan el 11,7% de las ventas de dicha cesta.

Por su parte, como no podía ser de otro modo en medio de tanto brindis, las bebidas también ocupan un lugar destacado en las compras durante estas fiestas, principalmente las alcohólicas de alta graduación (11,6% del total), los vinos (10,6%) y los espumosos (4,3%).

Según Ignacio Biedma, Client Retailer Services de Nielsen, “el consumo en Navidad refleja y potencia muchas de las tendencias que observamos durante el resto del año. Los frescos, los productos estacionales, los productos premium y las bebidas generan venta incremental al mercado de gran consumo, fundamental en un mercado que no crece en población. Somos los mismos celebrando la Navidad, pero compramos más. Esto es lo mismo que ocurre entre enero y octubre, ya que a pesar de que la población esté estancada crecemos como en años precrisis”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*