Barcolobo, vinos de reserva natural

En un área protegida como reserva natural y rodeada de seis denominaciones de origen la bodega elabora Vinos de la Tierra

Silvia Resa

Bodega y viñedos están enclavados en Riberas de Castronuño-Vegas del Duero, área protegida como reserva natural en la provincia de Valladolid, donde están flanqueados por media docena de denominaciones de origen vitivinícolas, si bien en Barcolobo elaboran los llamados Vinos de la Tierra de Castilla y León.

El nombre que titula viñedos y al vino más emblemático, Barcolobo, se le otorgó por tratarse de una zona con forma de barco y que era y es paso obligado de los lobos para acceder al agua. Tal es el origen de bodega tan singular, puesta en marcha en 2001.

En un total de 1.700 hectáreas está situada la finca La Rinconada, en la que desde hace más de tres lustros se inició la recuperación de la antigua actividad vitivinícola. Las vides se reparten a lo largo y ancho de 20 hectáreas entre las variedades Tempranillo, que ocupan más o menos la mitad, Cabernet Sauvignon, el 25% y Syrah, otro 25%. A esto se suman las vides de la variedad Verdejo, de espaldera y secano, con una antigüedad de 46 años.

Es la materia prima de Barcolobo Verdejo, cuya vendimia es manual y cuyas fermentación y crianza se llevan a cabo en barricas nuevas de roble francés con las propias lías del vino (las levaduras muertas, por así decirlo) durante cuatro meses.

Manzana verde y notas balsámicas a lavanda son los aromas que resaltan en nariz durante la cata; en boca la entrada aporta notas cítricas y aromáticas, al igual que la retronasal (el aroma que vuelve al exhalar el aire tras dar un trago del vino), que da aromas cítricos muy finos. Su precio es de 12 euros.

A mediados de junio la bodega ha presentado Barcolobo 2013, un crianza elaborado con las tres variedades de uva tinta citadas más arriba y que está considerado como el vino de referencia de la bodega. Su cata revela notas de cereza madura y ciruela negra, siendo este último aroma el que prevalece en boca. Es el que presenta una mejor relación calidad-precio, con 15,50 euros por botella.

La familia Barcolobo se completa con un Tempranillo 100%, con selección de viñedo y en bodega y crianza de cuatro meses en roble francés y americano. Su PVP es 9 euros. El rosado Lacrimae Rerum, a un precio similar al Verdejo, se elabora mediante el sangrado directo a la barrica, donde tiene lugar la fermentación y donde tiene lugar su crianza, durante dos meses.

En la gama alta figura Barcolobo El Jaral, elaborado con uvas seleccionadas de cada varietal y con crianza durante 18 meses en barrica nueva de roble galo. Se trata de una producción limitada a 3.000 botellas. Su precio es de 35 euros.

En cata, destaca en boca los aromas a ciruela negra, caramelo de violeta y una retronasal con notas de chocolate.

Todo un elenco para disfrutar de los vinos de reserva natural Barcolobo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*