lucia jimenez
Lucía Jiménez, embajadora de la marca.

Inspiración japonesa

Álvaro Casado se basa en los diseños manga y los colores ambiente nipones para la nueva colección de Fun & Basics.

Silvia Resa López

Los bolsos, pañuelos, monederos, neceseres, mochilas, cinturones, sandalias, zapatos y hasta perfumes de la colección Hana Matsuri o Festival de la Flor tienen todos algo en común como es que, partiendo de lo básico, no desmerecen el lado divertido, tanto en sus formas como en sus colores. Álvaro Casado es, de nuevo, el creador de la colección primavera-verano de Fun & Basics que pretende ser el nexo entre belleza, paz y armonía dentro de una naturaleza con aire nipón.

He querido destacar lo que es verdaderamente importante, como es la sencillez de las cosas”, dice Álvaro Casado, diseñador de la firma Fun & Basics y creador de la colección de temporada; “se trata de lo natural, del estado puro, de la aceptación de los cambios de la vida, del amor y del respeto por la naturaleza”.

El joven creativo, a cargo de las cinco colecciones presentadas en los tres últimos años, explica: “he seguido la inspiración japonesa, con animales como perros caricaturizados al estilo manga y diferenciados para cada referencia de bolso, pero sin olvidar lo divertido, lo ‘fun’ mediante flores, estampados diversos tipo patchword, carpas koi (variedades de carpas domésticas muy coloridas y propias de Japón)  y con materiales muy nuestros como el nylon y la loneta de algodón”. Cada bolso lleva en su interior una frase motivadora; “la marca evoluciona constantemente con materiales reciclados, buscando siempre la personalidad, pero con valores y señas propias tales como la comodidad de los tacones, el acolchado de los bolsos o la textura de sus grandes pañuelos”.

La colección incluye bolsos realizados con mezcla de materiales, sandalias de líneas rectas y tacones cómodos, zapatillas en tonos pastel, neceseres, carteras, mochilas y pañuelos, además de la ya conocida línea de perfumes, incorporada por segundo año consecutivo. La firma distingue entre varias líneas: la femenina, que incluye un mayor número de referencias de complementos, la de caballeros, con calzado realizado en piel en algunos modelos “porque lo prefieren así los clientes”, dice Casado y la infantil “en la que no nos enfocamos hacia lo que les gusta a las madres, sino en que sea elección de los niños, que sean ellos quienes vayan encontrando su estilo, según sus preferencias, aunque sean todavía pequeños”.

También existe una línea LGTB (acrónimo referido al colectivo de lesbianas, gays, transgénero y bisexuales) muy discreta, con objetos como bolsas y mochilas en los que el icónico arco iris se suaviza con tonos referidos a la luz de los paisajes y los cerezos, y con líneas que asemejan a las olas del Mar de Japón, brazo del océano Pacífico, que cubre una superficie cercana al millón de kilómetros cuadrados y confiere la luz característica al país asiático. Como embajadora de la marca está la actriz Lucía Jiménez (Al salir de clase, 1997; El signo de Caronte, 2016; Casi 40, 2018)

Cosas de niños

“Esta firma evoluciona continuamente a partir de materiales reciclables”, dice Casado; “y cuando no es posible, reequilibramos mediante una acción de sostenibilidad”. Se refiere el diseñador a la colaboración con la asociación Zarpitas, centrada en la protección de los animales y en la concienciación acerca del buen trato y de la adopción de las mascotas abandonadas. Fun & Basics se alió con Zarpitas la pasada campaña. Actualmente ese “reequilibrio” al que se refiere Álvaro Casado se centra en acciones bajo un mismo lema: “Salvar el planeta es cosa de niños”, mediante el que la firma de moda transmite conceptos como el respeto y el cuidado de la naturaleza, evitar la deforestación y el deshielo de los polos. Para ello propone retos en sus referencias tales como “recicla el plástico”, “planta un árbol” o “ahorra agua”.

Todo un reto divertido y básico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*