Cuarentena, seis consejos para aprovechar el horno estos días

El confinamiento es para muchos un momento ideal para cambiar hábitos, enriquecer su conocimiento en la cocina, y crear recetas más saludables. Es por eso que Beko, la compañía de electrodomésticos especializada en soluciones inteligentes para el hogar, te proporciona los mejores consejos para sacar el máximo provecho de tu horno.

Utiliza la alarma. Aunque no tan rápida, la opción de cocinar al horno es fácil, sana, y además, no requiere que estés delante controlándolo todo el tiempo. La cocción por horno te permite hacer otras tareas mientras dejas que haga su trabajo. Aprovéchalo y utiliza el temporizador de la alarma, para que te avise en los períodos de tiempo que elijas o cuando finalice el programa de cocción.

Gasta menos energía haciendo varias recetas. Una vez que encendemos el horno podemos aprovechar para preparar varias recetas que nos ayudarán a tener comidas o cenas preparadas para toda la semana. Así conseguirás optimizar tu tiempo en la cocina y el consumo de energía que tu horno necesita para calentarse. Haz una previa preparación de lo que vas a cocinar, no solo de la compra de todos los ingredientes que vas a necesitar para elaborar las recetas, sino también del tiempo y temperatura de cocción que necesitará cada una.

Saca partido a las diferentes alturas del horno. La cocción de cada alimento marca la posición en la que irá en el horno. Por ejemplo, si quieres conseguir que el pollo quede más crujiente, utiliza la posición superior. Para lograr una cocción homogénea de las verduras, utiliza la parte media del horno, mientras que para cocinar panes, pizzas o bizcochos, utiliza la parte inferior.

Imagen: unsplash.com

Verduras, la guarnición perfecta para hacer al horno. Las verduras son un acompañamiento perfecto para tu plato de pescado o carne al horno y puedes hacer varias raciones de una sola cocción. Aunque tienes una gran variedad de opciones para elegir y cocinar al horno, recomendamos priorizar la elección de verduras de la temporada actual, como espárragos, remolacha, zanahorias, calabacín, o puerro, entre otras. Para ello, mientras se precalienta el horno a 200º, trocea las verduras, alíñalas con sal, pimienta, y con tus especias favoritas, prepara una bandeja con un chorrito de aceite y distribúyelas. Una vez introduzcas la bandeja, controla el tiempo de cocción necesario para cada hortaliza y ve retirándolas paulatinamente una vez estén listas. ¡Ya tienes varias guarniciones para afrontar la semana!

Una vez acabes…¡Aprovecha el calor! Cuando hayas terminado de cocinar puedes aprovechar el calor remanente, poner la temperatura al mínimo, y hacer yogur o deshidratar frutas o verduras.

Limpieza, el último paso. Es mejor aprovechar para limpiar cuando el horno todavía está un poco caliente (vigila con no quemarte), pasando un trapo húmedo por la base y la puerta. Algunos hornos como el BIM25400XPS de Beko ofrecen la limpieza pirolítica para casos en los que se ha acumulado mucha suciedad, la cual queda reducida gracias al calentamiento a altas temperaturas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*