• dom. Ago 14th, 2022

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

¿Qué nos preocupa a los españoles?

Jul 8, 2022
deseos de los españoles 0

Asistir a eventos sociales y salir de vacaciones encabezan la lista de deseos de los consumidores en nuestro país.

Silvia Resa López

Tres de cada cuatro españoles se sienten positivos en la dinámica del día a día, especialmente en lo que se refiere a sus finanzas personales. Claro que existen preocupaciones tanto en el ámbito político internacional, como en el de la salud, pasando por temas como la subida de los precios o la educación. Sin embargo, entre sus deseos más fervientes están las vacaciones, las reuniones familiares y, sin ánimo de burla, “alcanzar la felicidad y la paz mundiales”. Así lo revela el Global Issues Barometer, de Kantar.

Si le preguntamos a un español acerca de qué le preocupa, sus primeros pensamientos posiblemente no se centrarán en las crisis que enfrenta, sino en aquello que desea. De hecho, tres de cada cuatro españoles nos sentimos positivos, pesando más en nuestro ánimo el día a día, que interpretamos como favorable.

Así se recoge en el Global Issues Barometer (GIB), elaborado por la empresa de Investigación de Mercados Kantar, para un total de 18 países que suman el 57% del Producto Interior Bruto (PIB) o riqueza mundial.

Deseos de los consumidores. Expectativas, en el ámbito personal

Puede que esta tendencia a interpretar la vida en modo positivo se explique desde el hecho de que nuestras expectativas se concentran, sobre todo, en el ámbito personal. Es decir, el español medio espera que las guerras y conflictos bélicos terminen, lo que expresa el 48% de los entrevistados, si bien sus intereses se reparten entre distintos focos.

La celebración de eventos BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) con familiares y amigos ocupa la atención del 21% de los consumidores en España, al igual que los viajes de vacaciones.

Aspectos como la mejora económica, aquellos relacionados con la familia o el deseo de encontrar la felicidad y la paz representan el 18%, cada uno, en las expectativas del español medio.

deseos españoles 3
Imagen: Becca McHaffie/ unsplash

Otros temas como el descanso (17%), el fin de la pandemia por Covid (14%) y lo relacionado con la salud (6%) eleva nuestro índice de atención por encima de la media de los países del estudio GIB. También nos situamos por encima de los valores promedio en el deseo de que acaben los conflictos y en el de alcanzar la felicidad y la paz.

En los apartados relacionados con la vivienda, comprar bienes, la mejora del clima, tener un coche nuevo, que existan buenos gobiernos, la educación y la comida, las expectativas oscilan entre el 6% para el primero y el 1% para el último, si bien en el caso de la vivienda y las compras estamos por debajo de la media fijada por el estudio GIB.

Qué es lo que nos pre-ocupa

Economía (49%), educación (49%) y salud (45%) son tres áreas en las que se centran las preocupaciones de los españoles. La guerra en Ucrania, al igual que otros conflictos en el mundo, supone motivo de inquietud para el 87% de los españoles encuestados. En estas cuatro áreas, nuestro temor es mayor que la media de GIB.

Este talante positivo del que venimos hablando nos lleva a sopesar qué es lo que podemos poner de nuestra parte, lo que se traduce en cambios en los hábitos de compra.

Así, en España, el 47% asegura haber dejado de comprar ciertos productos o servicios “por su impacto en el medio ambiente o en la sociedad”, mientras el 45% busca “empresas y marcas que ofrezcan modos de compensar su impacto en el medio ambiente”.

El nuestro es el tercer país con mayor inquietud por la economía, con el 49% de las menciones, si bien sólo el 23% lo cree como un gran problema a resolver. También somos terceros en cuanto a la percepción del incremento de los precios (inflación) con el 68% de las menciones dentro del estudio GIB.

Entonces, uno de cada dos españoles califica como negativa la economía del país, si bien ocupamos de nuevo la tercera posición en cuanto a la percepción positiva de la economía propia y del hogar, por detrás de India y México, los más optimistas en cuanto a sus finanzas personales.

deseos de los españoles 2

Recuperar el tiempo perdido

“El día a día lo llevamos bien, de hecho, vence al medio y al largo plazo”, dice Martin Wohlfart, director del estudio GBI de Kantar en España; “aunque nos situamos entre el deseo de aprovechar el tiempo perdido con amigos y familiares y el muro de contención que supone la inflación y lo que conlleva; estamos en este equilibrio”.

El caso es que la mayoría de los españoles podemos permitirnos los gastos diarios, “aunque más allá de lo esencial somos más cuidadosos con el derroche del dinero”, recoge el estudio GIB.

¿Cómo se concreta esto último? Comprar los productos básicos de alimentación (85%), las facturas del hogar (69%) y comer en un restaurante (69%) son gastos que se pueden permitir la mayoría de los españoles.

Le sigue la compra de ropa nueva (45%), tomar un café en la cafetería (44%) o adquirir un móvil (34%). El sentido de la prudencia lleva a que, aunque puedan permitírselo, el 43% no va a comprar un bien tecnológico de consumo como una lavadora, no disfrutará del café fuera de casa (42%), ni tampoco comprará un coche nuevo (31%).

Es decir, el 39% de los españoles encuestados está haciendo recortes en sus gastos generales, cambiando comportamientos tales como reducir el dinero que se destina al ahorro (26%), bajar el nivel de las marcas o de algunos productos que compra (24%), empezar a tirar de ahorros (17%) e incluso vender algunos bienes para recaudar efectivo (12%).

A pesar de estos ajustes, el español se muestra optimista en cuanto a la percepción de sus finanzas personales; “según la psicología del Comportamiento, tenemos un filtro que nos hace ver que lo nuestro siempre es mejor”, dice Martin Wohlfart; “además, a nuestro cerebro le cuesta otorgar mayor valor a algo lejano que a lo que es tangible hoy por hoy”.

deseos de los españoles 1

El efecto tupper

Sea más o menos positivo nuestro ánimo, lo cierto es que hay estudios que revelan que el 41% de los españoles considera que la situación económica de su hogar ha empeorado.

Así lo recoge el informe “Los momentos de consumo dentro y fuera del hogar”, elaborado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) en mayo de 2022.

Ello supone un incremento de siete puntos porcentuales en lo que se refiere a dicha creencia”, dice Marta Munné, consultora de Shopper View, la plataforma de Estudios de Aecoc, en relación a dicha percepción por parte de los compradores; “lo que nos lleva a gastar menos fuera del hogar”.

Estos consumidores prefieren ahorrar (44%), realizar un control del gasto (31%) o marcar prioridades en sus compras (16%).

No obstante, el informe de Aecoc recoge que el 46% de los consumidores que dejaron de ir a los establecimientos de restauración durante la pandemia por Covid han vuelto a consumir fuera, con lo que el menú de mediodía se recupera y el 32% (datos de mayo de 2022) acude al restaurante al menos una vez a la semana.

“La calidad, que sea saludable, apetecible y la rapidez son los principales factores que animan a comer en restaurantes”, dice Munné; “de hecho, se ha reforzado el momento almuerzo, por lo que el 38% sale menos a cenar y el 27% de los encuestados afirma que ha adelantado los horarios de ingesta”.

Los expertos de Shopper View han calculado que, de media, en España existen 26 ocasiones de consumo semanal, que se mezclan entre el 74% que cocina diariamente en su hogar, el 41% que compra platos preparados al menos una vez a la semana o el 36% que acude al restaurante como mínimo una vez cada siete días.

Está además el 24% que hace lo propio con respecto al delivery (encargo de menú que consume en su casa), el 15% que prefiere el take away (es el consumidor quien recoge el pedido para consumirlo en el hogar) y, también con una periodicidad mínima semanal, hay un 15% que es cliente de delivery o take away pero para consumirlo fuera de su casa.

deseos españoles 4
Imagen: Nathan Dumlao/ Unsplash.

En la encuesta se recoge también que el 55% trabaja actualmente, repartiéndose al 70%-30%, respectivamente, de modo presencial y en remoto.

Entre los que acuden a su puesto de trabajo, el 53% se lleva el almuerzo en tupper; “la motivación para cocinar y llevarse la comida al trabajo se da, en el 55% de los casos, para reducir gastos, en el 46% para economizar tiempo e incluso el 35% lo hace por un factor de salud, al preparar menús considerados nutritivamente más completos”, dice Marta Munné.

Esta experta, consultora en la plataforma Shopper View, nos dice, a modo de conclusiones, que “debido a la situación económica, el consumidor medio español gasta menos cuando sale fuera del hogar y sigue cocinando en casa, aunque busca la conveniencia”.

“El menú del mediodía se ha recuperado, teniendo todavía una gran importancia la utilización del tupper”, dice Marta Munné, consultora de la plataforma de estudios Shopper View en Aecoc; “la exigencia de una mayor calidad y conocimiento del origen de los productos empleados es ahora determinante en este retorno a los restaurantes; además, el canal delivery está hoy muy presente, sobre todo entre los teletrabajadores”.

¿Te ha parecido interesante? Sigue informándote aquí.

Imagen de apertura: Joshua Rawson Harris/ Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *