• mié. May 18th, 2022

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Daniel Huarte, actor: “Los musicales son una industria en auge”

Feb 17, 2022
daniel huarte 0

Por Ana I. García

Esta es una entrevista muy deseada. He tardado en hacerla, pero le tenía ganas. Porque, compartir los puntos de vista y reflexiones sobre su carrera personal y la profesión en general con Daniel Huarte ha sido una vuelta, para empezar, a mi juventud, a revivir esa serie mítica de Al Salir de Clase donde daba sus primeros pasos como actor. Y de la que todos hemos visto algún capítulo, no disimuléis…

Pero eso solo ha sido el punto de partida, porque por alguna parte había que comenzar. También ha significado ahondar en un perfil profesional muy completo; muy redondo, en tanto que Huarte se atreve con todo. Ahora le vemos en musicales, pero hace cine, televisión, teatro, dirige… incluso fue el cantante de un grupo de rock. Hablamos de 25 años de carrera, que se cumplirán este verano, que han dado mucho de si y que han de ser el preludio de otros 25 -por lo menos- igual o más fructíferos. Después, quizá, solo quizá, le permitamos jubilarse.

¿Cómo acogieron en tu familia tu decisión de ser actor? ¿Cómo fue la reacción en casa?

Pues regular. Como en casi todas las familias en las que no hay tradición familiar artística. Cuando estaba estudiando y terminando COU, mis padres querían que estudiara Empresariales o Gestión y Administración de Empresas. Hice las pruebas para la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, pero como entraba muy poca gente les dije, “si no entro, hago lo que queráis”. Pero entré y ya no me pudieron decir nada. Mi padre se mosqueó bastante pero cuando empecé a trabajar en Al salir de Clase se relajó. Supongo que vio que me podría ganar la vida con esto.

Hablando de Al Salir de Clase, esto te lo habrán preguntado muchas veces, pero ¿Cómo defines y qué recuerdas de esa etapa? ¿Podría decirse que esa serie ha sido la cantera de toda una generación de actores españoles?

El tema de Al Salir de Clase fue algo muy inesperado, porque fue el primer casting que hice en mi vida y ninguno de nosotros esperábamos lo que pasó: el pelotazo que fue y que gustara tanto. Con 19 años, asumir una fama tan grande fue bastante extraño, a la vez que interesante, por supuesto. Pero lo más interesante fue que mi personaje en la serie al principio era el malo pijo y luego fue derivando más hacia la comedia con lo cual, en los 701 capítulos que grabé, pude pasar por un montón de situaciones y tuve que trabajar muchísimas cosas. Me hizo crecer mucho como actor. Y, por supuesto, Al salir de Clase ha demostrado que ha sido la gran cantera actoral de este país, de jóvenes actores. Raro es el actor, ahora mismo, de 40 o 50 años que trabaja y protagoniza series, teatro y cine, que no pasara por ahí.

Daniel Huarte 1

¿Sigues en contacto con alguno de esos compañeros?

Sí, sigo en contacto con varios de mis compañeros. Hace un par de años hicimos el 20 aniversario y nos juntamos un montón de nosotros y, luego, pues amigos íntimos son Mariano Alameda, Rodolfo Sancho, Sergio Villoldo.., con los que formamos una productora y nos pusimos a hacer teatro. Una obra que se llamaba Caos que, por cierto, voy a volver a poner en pie 22 años después, como director y como actor en este caso. Estrenamos el 22 de marzo en el Teatro La Latina de Madrid. Y también he trabajado con Sergio Peris-Mencheta en la obra Lehman Trilogy, él dirigiendo. Tengo muy buena relación con muchos de mis compañeros; gracias a Instagram estamos muy en contacto. Y algunos quedamos de vez en cuando para comer y ponernos al día.

Después, han venido muchos proyectos en muchos ámbitos distintos: teatro, cine, música, series… ¿Dónde te sientes más cómodo? ¿Hay algún segmento que te haga sentir más pleno como profesional que los otros?

Durante estos casi 25 años de carrera -voy a hacer el 25 aniversario este verano desde que empecé como profesional-, la verdad es que me gusta todo. Me siento muy a gusto en audiovisual, en cine y TV me siento como en casa, aunque creo que el teatro es lo que ha marcado mi carrera profesional, ha sido mi columna vertebral. Lo último que he hecho han sido dos musicales donde he unido mi lado de cantante y músico con el de actor y también me siento muy a gusto. Actualmente estoy en el musical Kinky Boots, que acabamos de terminar la primera etapa en el Espacio Ibercaja Delicias de Madrid y estaremos en el Teatro Calderón desde el 20 de abril, que haremos dos meses más… y la verdad es que muy feliz. Me gusta todo: me siento cómodo en el escenario y me siento cómodo ante la cámara. Cuando hago mucho teatro, me apetece hacer cine o televisión; y cuando hago mucho cine y televisión pues me apetece hacer teatro. Y soy un privilegiado porque en estos 25 años estoy pudiendo hacer de todo.

Si yo digo Dublin 5…

Dublin 5 fue la primera toma de contacto con lado de cantante. Fui el vocalista de ese grupo de Rock, y cuando saqué mi disco, me llevé conmigo a los músicos de Dublin 5 y ahora son mis mejores amigos. Fue un poco la puerta tras la que me descubrí a mi mismo como cantante. Luego he dado infinidad de clases hasta que me he sentido suficientemente profesional para hacer musicales y mezclar al actor con el cantante, en un entorno donde el nivel de exigencia es muy alto porque son dos horas y media de musical todos los días, si no tienes doblete. Tienes que estar técnicamente muy preparado para no quedarte afónico.

Como nos decías, tu proyecto actual es el musical Kinky Boots España ¿Qué puedes contarnos?¿Crees que el género musical en España está suficientemente desarrollado y aceptado por el público o aún tiene recorrido?

Estoy interpretando el personaje de Don, que es un poco el malo del musical. En cuanto a cómo se vive en España los musicales, desde dentro, desde la propia industria, cada vez nos parecemos más a Londres y a EEUU, y el hecho de que todas las obras o muchas de ellas vengan de allí con los profesionales de allí ha hecho que crezcamos mucho en todos los ámbitos y se hagan cosas extraordinarias que no tienen nada que envidiar a otros países que llevan muchos años haciéndolos. ¿El público está preparado? No solo está preparado, sino que hay mucha gente que viene a ver musicales. Hay cada vez más gente que viene incluso de fuera de Madrid para ver los musicales de aquí; es una industria en auge. De hecho, creo que en Madrid este pasado mes de octubre se ha hecho un récord de estrenos de musicales en la historia y cada vez hay más competitividad y competencia. Y eso es bueno porque cada vez hay que hacer mejor las cosas para que el público elija venir a verte. La industria está creciendo sin ninguna duda.

Daniel Huarte 2

Pasa un poco lo mismo con el teatro ¿Los españoles vamos al teatro?

Claro que el público y los españoles van al teatro. Es verdad que van menos que hace unos años, pero es que están pasando mucha factura muchas cosas: la crisis económica y el Covid. Además hay muchísima más oferta que antes. Entonces ¿El público va al teatro? Sí. ¿Al público le gusta el teatro? Sí. Están naciendo nuevas fórmulas que creo que están ayudando a la gente a ir al teatro, como por ejemplo el Abono Teatro, que es una especie de tarifa plana, en la que tú pagas 50 euros al año y luego puedes ir a un montón de espectáculos por 3,5 euros o 5 con acompañante. Este tipo de iniciativas están impulsado que gente con menos recursos o que, a lo mejor, se podía permitir una obra de teatro cada tres meses, pueda ir dos o tres o cuatro al mes. Y esto es bueno para todos porque, al final, la cultura hace crecer a la sociedad, enriquece, hace pensar, tiene que hacer evolucionar a la sociedad y más, con todo lo que está sucediendo hoy en día. La sociedad necesita de la cultura para poder crecer y afrontar todos los problemas a los que en muchos otros ámbitos nos estamos enfrentando.

¿Cómo te ha influido/afectado la pandemia, tanto a nivel personal como profesional? En tu opinión, ¿Qué podemos aprender de esta etapa?

Claro que la pandemia me ha influido, nos ha influido a todos. Todo el trabajo que había se cayó…nosotros teníamos una gira en Lehman Trilogy, incluso por Sudamérica, que tuvo que suspenderse… y luego no se retoman los planes, porque la vida sigue, pasan los meses y al final es muy difícil estar ahí.

Claro que nos ha influido. Me ha influido a nivel personal. Que la gente querida se ponga enferma, que la etapa más dura de la pandemia los abuelitos murieran y no se les pudiera acompañar en esos momentos tan difíciles… la gestión ha sido muy complicada. No me voy a meter en política, pero esto es algo que no se puede explicar en un solo plano: habría que profundizar mucho y ver qué está pasando a nivel mundial y quién está detrás de todo esto, si es que hay alguien detrás. Sea sanitario o de intereses, hay un claro objetivo de empobrecimiento de la población, por un lado y, luego, una gestión bastante discutible en muchos casos. Me da igual que sea de un color, de otro, derechas o izquierdas. El caso es que hay muchas cosas que se podrían haber hecho mejor, pero es fácil criticar a posteriori.

¿Qué podemos aprender de esta etapa? Bueno, seguimos inmersos en ella. Creo que habría que aprender primero, como siempre, desde dentro hasta afuera: ver lo que está pasando dentro de nosotros para ver lo que hay afuera, porque yo soy de la opinión de que el exterior no es más que un reflejo del interior de las personas, con lo que todos tenemos que hacernos responsables de lo que está ocurriendo con honestidad y con humildad. Intentar empezar desde uno mismo y de ahí con tus seres queridos y alrededor y luego ver qué puedes hacer como persona y qué responsabilidad tienes. En mi caso, como artista, no me queda otra que, por ejemplo, ahora dirigir un texto que se llama Caos, ponerlo en pie y hacer con ese texto lo que buenamente pueda para mover conciencias y intentar que la gente se distraiga, se ría durante esos minutos, porque hay gente que lo está pasando realmente mal: poner mi granito de arena para que sigamos adelante, con valentía, y afrontado esto en lo que estamos inmersos que aún no está muy claro qué es.

¿Cómo te definirías como persona?

Pues un buscador, un guerrero, un artista, un ser muy pequeñito, pero a la vez muy grande, en el sentido de que… esta definición no sería solo para mí en realidad, sería para todo el mundo (risas)… con muchas cosas que decir, con muchas ganas de vivir, con un amor infinito por la humanidad, por la naturaleza y por mis seres queridos. Y con un agradecimiento infinito a estar aquí, jugando esta partida.

Daniel Huarte 3

Si no hubieras sido actor, habrías sido…

Si no hubiera sido actor habría sido piloto de Fórmula 1 (risas)… eso me habría gustado ser: piloto de carreras. Piloto de Fórmula 1 es complicado porque solo llegan los 22 mejores del mundo, pero me hubiera gustado ser piloto de carreras.

¿Cómo te ves de aquí a unos años? ¿Cómo te gustaría que la gente te recordara?

De aquí a unos años me gustaría verme con mi familia, mis seres queridos y yo sanos. Seguir haciendo mi trabajo bien, seguir haciendo deporte…

No tengo muy claro si quiero que se me recuerde o no. Eso es una consecuencia, no lo crea uno, es algo muy aleatorio. Pero si se me recordara, me gustaría que fuera por ser una persona honesta con mi trabajo y que tuvo algo que decir a nivel artístico, y en mi familia y amigos, como alguien que siempre estaba ahí y que los quería mucho.

No puedes acabar el día sin…

Sin dar las gracias y sin sentirme tranquilo con lo que ha ocurrido durante el día y, si no es así, intentar corregirlo para el día siguiente.

Imágenes de Miguel Zaragozá, cedidas por Daniel Huarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *