Nicki Minaj.

¿Pelo rosa? Sí, pero ¿Cómo?

El rosa es tendencia y también en el cabello. Al final, no es más que una variación de los colores tradicionales que aporta un toque de modernidad, pero que requiere de un mantenimiento constante y la utilización de productos específicos para que dure lo máximo posible. David Lesur, director de formación en los salones David Künzle de Madrid, nos habla de los diferentes tonos de rosa, para qué mujeres estaría indicado según su tipo de cabello o facciones, y por supuesto, cómo mantenerlo.

De todos los tipos de rosa, David Lesur apuesta sin duda por el “pink blonde”: “Es el rubio platino de toda la vida, pero con un matiz rosa que puede ir desde tonos más pasteles y sutiles a un rosa más oscuro, pero sin llegar a color chicle. Es perfecto a cualquier edad, si bien son las chicas más jóvenes las que se atreven con él”. Este color (rosa, en general) lo hemos podido ver en infinidad de celebrities en los últimos años que lleva de moda, tanto en el mundo de la música (Katy Perry, Rihanna, Lady Gaga o Nicki Minaj) como del cine, ya sea para acudir a galas, caso de la veterana Helen Mirren, como parte de un papel, recordemos las pelucas que lucían Scarlett Johansson y Natalie Portman en “Lost in Translation” y “Closer” respectivamente, que ayudaron a popularizar este tono pink y además, hacer de estos dos films, auténticos iconos cinematográficos de la primera década de este siglo. Como dice Lesur: “Si las mujeres se atreven con el berenjena, el lila, el azul o el verde… ¿Qué problema habría en llevarlo rosa champagne o rosa pastel?

Natalie Portman, arriba; Scarlett Johasson (izquierda) y Helen Mirren (derecha), han sido algunas de las celebrities que han apostado por el rosa en alguna ocasión.

Del rosa champagne al fucsia o el pastel

Su nombre (rosa champagne) le viene por esos destellos dorados que le aportan elegancia y un ligero toque vintage muy característico, perfecto para lucir estas próximas navidades: “Es tal vez de los menos arriesgados dentro de la extensa paleta cromática del rosa, pero tremendamente apetecible. En cuánto a otros, y para que no parezca que llevamos peluca, lo mejor es aplicar reflejos, desde medios a puntas, sobre todo si optamos por un rosa fuerte, como puede ser el fucsia. La mecha californiana vendría muy bien en estos caso y si hablamos de rasgos faciales, mejor tonos claros en rostros alargados y más oscuros en aquellos ovalados. En el primer caso porque suavizan y en el segundo, porque aportan rotundidad y dureza a un rostro más dulce o aniñado”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*