Verdades y mentiras gastronómicas

El Mentidero recoge la tradición de esos locales de hace cuatro o cinco siglos en los que se discutía y polemizaba sobre la actualidad del momento.

Silvia Resa

 

Albahaca, tomillo, romero, lavanda, mini árboles frutales y helechos han sido los ingredientes que los floristas Llorens y Durán han empleado en la decoración de la terraza de El Mentidero de la Villa, ubicado en la madrileña calle de Almagro y una de las de mayor superficie, pues dispone de medio centenar de plazas en las que degustar los diversos menús que la gerencia propone hasta la entrada del próximo otoño.

Roast beef de solomillo de ternera al carbón de leña.

“La comida es cosa nuestra y las verdades o mentiras que se hablen, de los comensales”, dice Lara Alonso del Cid, quien junto a Borja Anabitarte llevan dos décadas consolidando El Mentidero de la Villa. Entre sus clientes se dan cita empresarios, políticos, directivos e incluso miembros del poder judicial. Una cocina tradicional permanentemente revisada y una buena relación calidad-precio son las verdades que hacen ganador a este mentidero.

Hasta octubre el restaurante ofrece los menús de su área más popular en una terraza decorada al estilo de jardín mediterráneo, de la mano de los floristas Llorens y Durán. Mini árboles frutales, helechos y aromáticas como albahaca, romero, tomillo o lavanda dan la apariencia de oasis refrescante, al tiempo que marcan el entorno idóneo para degustar carta y menús.

Es el caso del desarrollado en su día para celebrar el Día de la Madre, que incluye croquetas de jamón ibérico de bellota como entrante; tartar de atún rojo con aguacate cremoso de primero, seguido de un gran canelón de langostino tigre con crema de gamba roja, roast beef de solomillo de ternera elaborado al carbón de leña y para cerrar se da a elegir entre café o postre.

Atún rojo en tartar con aguacate.

Entre estos últimos destaca la Trilogía de Chocolate, a partir de tres preparaciones de dicho alimento servidas en una copa que se riega con crema de chocolate negro al 70%.

El almuerzo incluye una copita de  Champán Mumm Rosé al inicio. El precio por persona es de 39,50 euros sin IVA.

El menú, que puede disfrutarse en cualquier momento dentro del horario del restaurante (hasta las 16 horas durante el almuerzo y no más allá de las 23:30 en la cena) se sirve de lunes a jueves.

En la terraza de El Mentidero de la Villa se puede disfrutar de otros platos incluidos en la carta. El menú citado es sólo una de las muchas posibilidades.

Un factor a tener en cuenta: a pesar de ser un menú excepcional, tanto por la calidad de los ingredientes utilizados como por las exquisitas preparación y presentación, lo cierto es que adolece de algo fundamental como es la bebida.

El precio citado más arriba incluye la copita de champán y agua. Nada más, pues si se desea vino o cerveza han de pagarse aparte.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*