Un blanco muy largo

Bodegas Valcarlos lanza Fortius Chardonnay para maridajes de todo poner.

Silvia Resa

Sí señor, o señora. Me parece muy oportuno el lanzamiento de un vino de la variedad Chardonnay y fermentado en barrica, a vueltas con las lías, para lograr un maridaje estupendo con platos tan de llevar como las salchichas de Frankfurt o la bandeja de ‘sushi’ Es mi elección de la semana, ahora que el calor aprieta.

Ya en el corcho de este monovarietal Chardonnay de Navarra se marca la miel y las notas a madera de cedro, avanzando un dulzor que se expresa en forma de aroma a higos y a violeta.

Pero vayamos por partes: a copa parada la nariz revela notas a hinojo, que es un aroma anisado y herbáceo muy agradable. También a manzana verde y a higos.

La manzana continua tras agitar la copa y junto a ese aroma suben por la nariz otros de piña, violeta y algunos más complejos como el salino o un ligero ahumado. Pero es en boca donde el vino expresa su mayor fuerza, a través de una entrada fresca con sabor a frutas blancas como piña y manzana.

La retronasal (los aromas que nos llegan cuando tras dar un trago al vino expelemos el aire por la nariz y prestamos un poquito de atención a lo que nos recuerda) da aromas de madera de cedro (como a caja de puros), debido a que la fermentación se ha hecho en barrica nueva de roble americano, notas balsámicas de laurel y piel de ciruela verde.

A pesar de tratarse de un vino blanco, en boca resulta carnoso (llena el paladar) dada su forma de elaboración, por lo que su persistencia es larga, muy larga. Todo ello se explica por:

  1. Este monovarietal (una sola variedad) de Chardonnay se elabora con uvas de los viñedos propiedad de Bodegas Valcarlos (Grupo Faustino).
  2. Se lleva a cabo una maceración en frío de las uvas durante dos días y posteriormente el mosto se escurre, sin prensado. Se trata entonces del mosto yema, que aporta toda la riqueza de la uva.
  3. El tostado de las barricas donde se produce la fermentación es medio plus (tostado medio); cuando finaliza ésta las lías (restos de las levaduras) se remueven dos veces cada semana durante seis semanas, bajando la frecuencia de removido a una vez por semana hasta cumplir los tres meses y una vez cada quincena durante otro mes y medio.
  4. La estabilización del vino se consigue mediante una ligera clarificación y estabilización por frío. Tras su embotellado reposa en los botelleros de la bodega.

La armonía de Fortius lo hermana con las cocinas de otros lugares, como el sushi, el risotto de puerros o las salchichas de Frankfurt. Un atractivo final es el precio: 6 euros.

Este último factor me lleva a elevar la puntuación que le otorgo en medio punto, por lo que para mí Fortius 2016 fermentado en barrica obtiene el 8 sobre 10.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*