Fotografía: Unsplash.com

Sombra aquí, sombra allá

Una encuesta de una de las marcas líderes de cosmética revela aspectos psicológicos del maquillaje.

Silvia Resa López

“Sombra aquí, sombra allá: maquíllate, maquíllate”, decía el estribillo de una de las canciones más populares del grupo español Mecano, hace unas décadas; el caso es que, por encima de modas y tendencias, el maquillaje mejora el aspecto de la persona, realzando virtudes y ocultando defectillos, si bien hay más, pues según el informe de una de las enseñas líderes del sector, maquillarse es una herramienta de autoexpresión.

Definir-T, Arriesgar-T o Reinventar-T son las etiquetas de la nueva campaña de una de las principales marcas de cosméticos, que ha encargado a la consultora Madison una encuesta a cerca de 1.600 mujeres españolas usuarias de maquillaje y con edades comprendidas entre los 28 y los 50 años. Conocer el posicionamiento social de tales referencias o la correlación entre los factores sociológicos y psicológicos es el objetivo de tal estudio, centrado en los hábitos de las españolas adultas; “el estudio de hábitos y actitudes del maquillaje de las españolas muestra aspectos a tener en cuenta en el comportamiento de las jóvenes, como por ejemplo que el 59% afirma que no dependen del maquillaje para estar más seguras de sí mismas”, dice la psicóloga Silvia Álava.

Empoderar-T sería la siguiente etiqueta a sumarse a la campaña, a juzgar por el contenido de esta investigación: “Revlon quiere empoderar a la mujer frente a los estereotipos, por lo que propone una conversación sobre el papel de la cosmética en el que el que maquillarse, o no hacerlo, sea una definición de identidad, una forma de sentirse orgullosa y fiel a tu esencia”, dice Rosana de las Heras, directora de Marketing de Revlon; “el maquillaje es un vehículo de autoexpresión que permite a las mujeres expresarse sin filtros, sin miedos y de una manera libre; de ahí que el posicionamiento de la marca Live Boldly busque que las mujeres se expresen y se definan de tal forma”.

En este sentido, la modelo imagen de la nueva campaña de Revlon, Ona Carbonell, dice: “el maquillaje es una forma de expresión que implica, por una parte y en mi trabajo, llegar al límite con mis expresiones, poder emocionar dentro del agua y, en la parte personal, mostrar quién soy en mi día a día”

Españolas, con 16 años

Entre las conclusiones del estudio se recoge que actualmente las españolas empiezan a maquillarse a los dieciséis, antes que las mujeres de hace cuatro décadas, que lo hacían a los dieciocho. Mientras las de mayor edad se maquillan para verse arregladas, las jóvenes lo hacen sólo porque les gusta o les apetece pero, en cualquier caso, se maquillan sobre todo para ellas mismas.

También se dice en el informe que al 90% de las mujeres les gusta hacerlo, pero sólo cuatro de cada diez mujeres se maquilla cada día; las más jóvenes sólo cuando tienen planes para salir o ir a cenar fuera. Hasta los 36 años las españolas prefieren las barras de labios con acabado mate, mientras que las maduritas compran labiales con brillo. Para ambos grupos, el perfil de usuarias es clásico, frente a las opciones más modernas y además son consumidoras leales a los mismos productos de maquillaje durante años.

Fotografía: Jakub Gorajek /Unsplash.com

La estadounidense Revlon es una de las compañías líderes en el sector mundial de la belleza. Creada hace casi 90 años por los hermanos del mismo nombre, está presente en cerca de 200 países. La firma comenzó comercializando un esmalte de uñas como único producto; actualmente vende bajo franquicias líderes como ColorStay, Super Lustrous, Revlon Ultra HD, PhotoReady y ColorSilk, esta última líder en su segmento en Estados Unidos. El grupo presta servicios a peluqueros y coloristas profesionales a través de Revlon Professional®, marca que ofrece líneas de coloración, cuidado y styling profesionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*