• jue. Oct 28th, 2021

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

¿Probióticos o prebióticos? Cinco claves para diferenciarlos

May 12, 2021
probioticos

Probióticos y prebióticos, dos términos que están cada vez más presentes en nuestras vidas: los vemos en anuncios, nos hablan de ellos en algunos alimentos, siempre están presentes cuando se cita la alimentación funcional, pero… ¿realmente sabemos qué son? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Son todos positivos para nuestro organismo? ¿Podemos combinarlos? ¿Cómo podemos tomarlos?

Muchos interrogantes y pocas respuestas para dos términos demasiado nuevos para algunos pero que cada vez tienen mayor presencia en el mercado. Desde newyou. chocolate hemos hecho una apuesta por la alimentación funcional; trabajamos por avances en biotecnología y su aplicación al día a día permitiendo diseñar dietas individualizadas efectivas de manera sencilla. Consideramos que el futuro de la alimentación pasa por la individualización, eligiendo solo lo que te aporta beneficios específicos para ti.

El objetivo de este texto, ofrecido por NewYou Chocolate, es ayudarte, mediante el trabajo con profesionales especializados, a que puedas tener una alimentación con beneficios para tu organismo sin dejar de lado esas pequeñas cosas que nos provocan placer, como el disfrutar de un delicioso chocolate.

NewYou Chocolate.

Salud gastrointestinal

Hablamos con María Lourdes Rubiolo, Nutricionista-Dietista dedicada a la salud gastrointestinal, que  nos da 5 claves para diferenciar probióticos de prebióticos:

Organismos vivos. La principal característica de los probióticos es que son microorganismos vivos (bacterias) que tienen un efecto positivo en nuestra cuerpo, ayudando al mantenimiento de nuestras células intestinales; mientras que los prebióticos son alimentos con alto contenido de fibra alimentaria, que serán “la comida favorita” para esas bacterias “buenas” que se alojan en nuestro intestino. Funcionan como complemento: probioticos y prebióticos se necesitan mutuamente.

La importancia de la alimentación. Incluimos prebióticos a través de nuestros alimentos, recordemos que la fibra dietética se encuentra en alimentos de origen vegetal: principalmente frutas y verduras. Los probióticos naturales se hallan en productos fermentados, como por ejemplo el yogurt. La enseña especializada en productos para la alimentación funcional, Personal Food, ofrece otra alternativa para sumar probióticos a través del chocolate como complemento, pero también es significativo recordar la importancia de llevar una dieta equilibrada y rica en estos alimentos.

Alimentos para nuestras bacterias intestinales. Como mencionamos, los prebióticos actúan como alimentos para las bacterias de nuestro intestino. La fibra dietética presente en las frutas y verduras, especialmente en aquellas que contienen carbohidratos complejos,no es digerible por el intestino delgado, por lo que llegan intactas hasta el colon (intestino grueso) para ser fermentadas por las bacterias intestinales. Con el consumo de probióticos y prebióticos, los productos metabólicos de esa fermentación serán beneficios para nuestro intestino y organismo en general.

Probióticos y patologías. Los probióticos se han utilizado en gran número de patologías, principalmente en problemas gastrointestinales, en procesos inflamatorios crónicos como la enfermedad inflamatoria intestinal o en trastornos funcionales como el síndrome del intestino irritable, el cólico del lactante o el estreñimiento, según indican los expertos Guillermo Álvarez Calatayud y Fernando Azpiroz de los servicios de Gastroenterología Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid y del Hospital Universitari Vall d’Hebron en la publicación Empleo de probióticos y prebióticos en atención primaria. Y añaden: “También se ha valorado su efecto beneficioso en alteraciones inmunológicas como la dermatitis atópica, en la prevención y tratamiento de la alergia alimentaria y, en los últimos años, en diferentes patologías de la mujer como las vulvovaginitis y las mastitis”.

Intestino y cerebro

Otro conocimiento importante es que debido a la conexión que existe entre nuestro intestino y nuestro cerebro, también se asocia el consumo de probióticos y prebióticos en la prevención de enfermedades neurológicas como Alzheimer o Parkinson.

Investigaciones tempranas. Ya hemos comentado que los probióticos son microorganismos vivos, por lo tanto cuando recurras a un alimento o suplemento que lo contenga tendrás que investigar la afección que deseas tratar y elegir el probiótico en función de esa afección. Para ello es fundamental recurrir a algún profesional que pueda ayudarte. Un probiótico puede ser prometedor en el tratamiento de una afección, es probable que la investigación se encuentre aún en sus primeras etapas.

Las tres variedades de chocolate que comercializa newyou. chocolate contienen el probiótico Bifidobacterium animalis sub. lactis BPL1, cuyo efecto notable en la destrucción de grasa perjudicial ha sido testado clínicamente antes de entrar al mercado. “Han sido años de desarrollo del producto y de investigación científica con los expertos de ADM Biopolis”, asegura Jorge Pérez, cofundador de la enseña.

El ensayo clínico del BPL1 publicado por la Revista Nature demostraba que la toma diaria de 10 mil millones de unidades formadoras de colonias de este probiótico, tenía consecuencias muy positivas para la salud metabólica de cada individuo. Puesto que en 10g del chocolate newyou. existen más de 6 mil millones de estas unidades, es recomendable consumir una barrita de 25g al día para conseguir los efectos sobre nuestra microbiota.

En definitiva, concluye la nutricionista: “La clave para un microbioma sano es nutrir un equilibrio entre las casi 1000 especies diferentes de bacterias del intestino. Hay dos maneras de mantener este equilibrio: ayudar a que crezcan los microbios que ya están allí dándoles los alimentos que les gustan (prebióticos) y añadir microbios vivos directamente a tu sistema (probióticos)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *