Odkhuu, concursante de Masterchef5: la comida y la ropa son algo esencial para que el ser humano pueda vivir

Forrexter

Llegaba a España hace una década desde su Mongolia natal para dedicarse al mundo de la moda. Antes había pasado por República Checa, Suiza, Francia… Sin embargo, todos le hemos conocido como concursante destacado en la quinta edición de Masterchef: él es Odkhuu.

En Vivir en la Tierra hemos tenido la oportunidad de saber un poquito más de él, para muchos merecedor de haber estado en la final del concurso. No pudo ser, pero seguro que oiremos grandes cosas de él también, a partir de ahora, en el mundo de la cocina.

Háblanos un poco de tu trayectoria, ¿por qué decides vivir a España? ¿Qué es lo que más valoras de este tiempo viviendo aquí?

Bueno, yo llegue a España hace casi 10 años después de salir de Ulan Bator y después de pasar por Republica Checa, Suiza y Francia. Llegue a España atraído por su cultura y su historia, y el clima sobre todo. Y lo que más valoro es su gente, lo bien que me han acogido en todo este tiempo, y su alegría y su forma de vivir, en muchas ocasiones el paisaje y sus costumbres me recordaban a mi país.

¿Por qué, proviniendo del mundo de la moda, te decides a probar suerte en el de la cocina? ¿En qué se parecen? ¿Cuál es más exigente, moda o cocina?

El camino fue al revés: en mi niñez y mi juventud estaba rodeado del mundo de la cocina, ya que mi familia tenía un restaurante y en Mongolia toda la familia colabora en los negocios. Mi abuelo y mi madre me enseñaron a cocinar y cuando estaba estudiando lo que aquí sería el bachillerato, cursé tres años de cocina en el instituto politécnico. La moda vino después; siempre me ha atraído el mundo del diseño y las tendencias. Para mí la comida y la ropa son algo esencial para que el ser humano pueda vivir. Si de eso se puede hacer un arte, ese quiero ser yo.

¿Cómo evalúas la experiencia de Masterchef?

Para mí Masterchef ha sido un regalo; ha significado una vuelta a mi niñez y juventud. ¡Volver a estar dentro de unas cocinas, y hacerlo de esta manera ha sido súper! La oportunidad que se me ha brindado, el viajar por España, el conocer a los más grandes del panorama culinario, y también esa sensación de dar a conocer mi cultura y mis orígenes, la verdad que ha sido en una experiencia inolvidable y magnífica.

En las redes sociales se habló mucho de tongo ¿Crees que fue justa tu salida? ¿Y el resultado? ¿Consideras que podrías haber llegado a la final e incluso ganado, a la vista de las pruebas que se hicieron en el último programa?

En las redes sociales se dicen muchas cosas. Tengo la suerte de que la gente me ha conocido como soy, y ellos son lo que importa y los que hacen que este programa tenga tanto éxito. Realmente hemos ganado los 16 aspirantes desde el primer casting, ya que hemos superado muchos retos para llegar a donde hemos llegado. Al final el ganador se decide por la suma de muchas cosas pero el sentimiento de ganador lo tiene que llevar cada uno dentro.

¿Cómo crees que será de ahora en adelante tu relación con la cocina? ¿Dónde te gustaría llegar en este ámbito?

La verdad que vida me ha demostrado que nunca sabes lo que te va a deparar, pero sí sé que hay que trabajar y pelear para conseguir tus sueños.

Nunca me he sentido desvinculado de la cocina. Aunque haya sido a nivel personal cada día de mi vida tengo que cocinar para alimentarme y ahora se me abren nuevos entornos, vías y oportunidades para ir más allá. No descarto emprender un proyecto culinario o hacer de la cocina mi forma de vida.

¿Seguirás ligado a la moda o apostarás completamente por la cocina?

Me gustaría seguir ligado a la cocina y a la moda y tengo varias ideas y proyectos en mente para combinar estos dos mundos donde la base es el ser humano.

 ¿Cómo adquiriste los conocimientos de cocina clásica española, porque clavaste muchos platos, haciéndolos mejor aún que los propios competidores españoles?

Pues de una manera muy sencilla. La clave fue la curiosidad. Cuando llegué aquí no conocía nada pero, en cuanto comencé a probar la comida tradicional española quise aprender a cocinarla porque me enamoró. Entonces cuando iba a la carnicería, frutería, pescadería… observaba los productos que compraban las amas de casa y las abuelas y les preguntaba qué iban a cocinar con esos ingredientes y me explicaban todas las recetas.

¿Se parece en algo la cocina española a la de Mongolia?

La cocina tradicional española se parece a la de Mongolia sobre todo en las técnicas. Los pucheros, los cocidos, los caldos… se hacen de manera muy parecida. Sí que los ingredientes son distintos y en Mongolia hay mucha menos variedad, pero la base de la cocina de Mongolia es la carne, y ésta es bastante dura y fibrosa ya que el ganado se cría en completa libertad. Además, el clima obliga a que la dieta de Mongolia sea muy rica en grasa, por eso los cocidos, potajes, ollas, etc… se parecen mucho a la comida de mi país.

¿Con qué chef de prestigio trabajarías?

Es muy difícil elegir uno… Pero seguro que me gustaría trabajar con Joan Roca, Dani García y Martín Berasategui. Aunque ya te digo, cualquier gran chef seguro que me puede enseñar muchas cosas.

¿Cómo te ves de aquí a cinco años? ¿Dónde te gustaría haber llegado desde el punto de vista profesional?

¿Pues me veo siendo juez de Masterchef!  (risas) Es broma. Me veo siendo un chef reconocido y como un embajador de mi país, y presentando mis colecciones de moda habiendo creado esa fusión que comentaba de dos necesidades básicas del ser humano, comer y vestir.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*