Las compras, los jerséis con renos y los anuncios de juguetes lo que más disgusta a los españoles en Navidad

La Navidad es una de las épocas más esperadas del año, pero ¿estamos convencidos de que esta es la opinión general? Según se extrae del I Observatorio de la Navidad en España, presentado por Suchard en colaboración con la consultora Ipsos, solo un 26% de los españoles asegura que adora esta festividad y un 6% se manifiesta claramente en contra diciendo que odia estas fechas.

El resto de los encuestados se sitúa en niveles intermedios de amor-odio ante estos días, siendo un 41% los que afirman que les gustan bastante y un 27% los que se pronuncian con disgusto ante la Navidad. “Incluso, entre los mayores amantes de esta festividad se encuentran diferencias a la hora de analizar aspectos ligados a estas fechas como pueden ser las reuniones familiares, las compras navideñas o la programación televisiva”, explica Gabriela Alonso, responsable de marketing de Suchard.

Reuniones, a mesa puesta y sin compañeros de trabajo

Entre las sensaciones positivas que inundan estos días, la alegría e ilusión son las más características, y es que el 47% de los encuestados asegura sentirse así. En general, la muestra revela que estos sentimientos positivos son más habituales entre los más jóvenes (encuestados de entre 18 y 25 años). Y es que son muchos los españoles que reconocen que reunirse con su familia alrededor de la mesa es uno de los aspectos que más valoran de las comidas celebradas durante estos días (84%), así como reencontrarse con conocidos a los que hace tiempo no ven (83%).

Pese a este gusto por las reuniones y comidas con abuelos, suegros o primos, el estudio pone de manifiesto que cuando se trata de organizar, preferimos escaquearnos. En este contexto, el 48% comenta que no le gusta encargarse de la organización de estos encuentros, y el 43% que le disgusta ir a hacer la compra. El contrapunto lo ponen los gallegos, ya que el 30% reconoce que el momento de ir al supermercado le encanta, y es que el norte de España gana por goleada en cuanto a cultura gastronómica se refiere.

Pero no solo nos toca reunirnos con familiares y amigos, sino que las comidas y cenas de trabajo son otra de la tónica habitual en estos días. Si eres de los que les gustan estos compromisos, considérate casi un espécimen en peligro de extinción, ya que cada vez son más (46%) los que aseguran que no les gusta este momento en el que toca compartir mesa con el jefe.

En cuanto a los menús que elegimos estos días, la tradición es la que impera, ya que el 79% disfruta con los platos típicos como cordero, marisco o besugo. Además, el 81% de los españoles valora positivamente los postres y dulces que se consumen estos días. De éstos, el 57% asegura que el turrón, del que Suchard es uno de los máximos exponentes, es uno de los dulces más representativos de estos días, seguido por el roscón de Reyes, elegido por el 16%. Pero no en todas las regiones este dulce es el más reconocido, ya que, en Andalucía, por ejemplo, aseguran que los polvorones y roscos de vino son su postre preferido.

Algo egoístas y desconectados de la publicidad

Preguntados acerca de sus impresiones sobre las compras y los regalos, el 80% asegura que las luces, guirnaldas y árboles que colocan los ayuntamientos en las calles les gustan. Además, los españoles apelamos al niño que llevamos dentro asegurando que el día en el que se abren los regalos, ya sea en Navidad o en Reyes, suele ser un día realmente feliz (80%).

En este escenario se descubre que nos gusta más recibir regalos que darlos, y es que el 48% de los adultos españoles reconoce que no les emociona encargarse de estas compras (en particular, el 34% de los varones encuestados). Por su parte, los catálogos de juguetes son solo interesantes para los peques de la casa, y es que cuando superamos la barrera de las muñecas y los cochecitos empezamos a ignorarlos. De hecho, son muchos los adultos (el 49%) los que aseguran que no les gusta nada.

Y como de familia se trata, durante esta época se modifica también la programación televisiva, enfocada en contenidos para todos los públicos, así como especiales musicales y películas navideñas, y es precisamente este aspecto otro de los que menos agradan a los encuestados, que en su mayoría (60%) preferiría dejar estas temáticas de lado. Este mismo sentimiento despiertan los anuncios de perfumes, juguetes infantiles, etc, que inundan los espacios publicitarios de radios y cadenas de televisión y que no agradan al 63%. Y en cuanto a televisión se refiere los catalanes apelan a su seriedad, y es que es la región en la que menos gustan los especiales de humor tan característicos de estos días (el 58% reconoce que no le gustan).

En este sentido, las personas entre 56 y 65 años son las que menos se interesan por este aspecto (20%), aunque, es precisamente el grupo de la tercera edad el que más valora el famoso Concierto de Año Nuevo, que gusta al 16%, muy por encima de la media nacional (6%). Y como de ilusiones se vive, el sorteo de la Navidad pone el contrapunto al desagrado televisivo generalizado, ya que mantiene pegados a la tele al 62% de los encuestados.

 

Cualquier tiempo pasado fue mejor

Con el paso de los años las costumbres y rutinas en torno a esta festividad también han ido cambiando, por lo que recordar cómo era la Navidad durante nuestra infancia es uno de los temas habituales en estos días. En este caso, muchos aseguran que el momento de abrir los regalos y los reencuentros familiares son sus mejores recuerdos de la niñez (29% y 28%). De todos los españoles, destacan los gallegos, ya que el 56% espera con ilusión el momento de recibir regalos de sus familiares y amigos.  Y como no siempre llueve a gusto de todos, los españoles manifiestan que en la actualidad, estas fechas se han vuelto mucho más comerciales de lo que eran antes (16%), haciendo que también se eche en falta a las personas que ya no están (25%). Estos momentos tristes se dan en mayor medida en el sector femenino, ya que muchas reconocen sentir nostalgia (60%) y el 35%, además, tristeza. Los hombres por su parte solo se muestran melancólicos en el 47% de los casos. Esta situación se da especialmente en el sur, y es que pese al buen tiempo, en esta comunidad hay un elevado índice de nostalgia (57%).

El estudio, en el que han participado 1.504 mujeres y hombres mayores de 18 años, desvela que, pese a las influencias de otras culturas y tradiciones, los Reyes Magos continúan siendo los personajes preferidos de la Navidad, y es que el 80% afirma que la fiesta del 6 de enero es de sus preferidas, frente al 20% restante que se decanta por Papa Noel. De todos los españoles, los andaluces son los más devotos de sus majestades, ya que el 88% se declara fan incondicional de los Reyes de Oriente, y el 40% asegura adorar la cabalgata del día 5 de enero (por encima de la media nacional, que solo la eligen en el 7% de los casos).

Al hilo de esta elección, llama la atención el hecho de que al 23% de los encuestados no les gustan los famosos jerséis de renos o similares que parecen proliferar en estos días y que nada tienen que ver con la Navidad española. De todos, los ciudadanos del País Vasco son menos propensos a usar esta colorida prenda, y es que el 58% asegura que la odia. Y aunque esta sí que es una tradición muy de la tierra, el 10% de los españoles reconoce que las visitas de los niños pidiendo el aguinaldo por el vecindario tampoco son de su agrado. En concreto, son los catalanes los menos interesados en esta musical costumbre, ya que el 34% reconoce que no le gusta nada recibir estas inesperadas interpretaciones.

Lleguemos a un acuerdo

La Navidad es una época de visitas y encuentros familiares que, si bien suelen gustar en su mayoría, tal y como se desprende del estudio, para otros se convierte en una época tediosa y sin interés. En los últimos años, las redes sociales se han convertido en el muro en el que amantes y detractores de la Navidad manifiestan sus opiniones, y en medio del conflicto se encontró Suchard, que observó en sus perfiles comentarios de personas que amaban u odiaban la Navidad, pero que encontraban en el turrón de Chocolate Suchard su punto de unión durante estas fiestas.

“Tras un proceso de investigación descubrimos que las búsquedas en Internet para “amo la Navidad” y “odio la Navidad” albergaban unos resultados similares, por lo que decidimos centrar nuestra campaña de este año en la búsqueda de un consenso, un manifiesto a través del cual aquellos que aman y odian la Navidad se encuentren a gusto durante estas fechas”, continúa Gabriela.

A través de su site suchard.es, la marca anima a sus seguidores a crear su acuerdo, un contrato ficticio para conseguir que todos disfrutemos de estas fechas al máximo. Y es que como el 90% de los encuestados manifiesta, la marca se ha propuesto convivir en armonía durante las próximas semanas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*