Cuatro puntos a tener en cuenta para lograr el beso perfecto

Hasta 80 millones de bacterias se encuentran en un beso. Conseguir el beso perfecto en el día, hoy 13 de abril, en el que se conmemora el más largo de la historia, que llegó a durar 58 horas, es una tarea que conlleva preparación y dedicación.

Que una de las mayores muestras de cariño sea perfecta empieza por un organismo a pleno rendimiento, para lo que seguir una alimentación y cuidados saludables se hace imprescindible. Las preguntas más típicas están servidas: ¿Qué debemos comer para evitar el mal aliento?, ¿Blanquear los dientes en tiempo récord es posible? Por estas y otras razones, Kaiku Sin Lactosa ha decidido compartir una serie de consejos alimenticios para dar el beso perfecto.

Dientes radiantes

Un esmalte reluciente y sano importa(y mucho) en un beso. Existen varios alimentos y bebidas que ayudan a blanquear nuestros dientes sin tener que recurrir en exceso a productos químicos. Las fresas contienen una potente enzima que hace los dientes más blancos de forma natural. Las manzanas son el conocido “cepillo de dientes natural” ya que masticarlas con piel ayuda a arrastrar las bacterias y limpia la dentadura. Un último aliado para los dientes son los productos lácteos, como el queso o la leche, ya que contienen ácido láctico y minerales como el calcio, que fortalecen los dientes y los deja blancos.

Aliento fresco

El mal aliento es un problema que afecta hasta un 25% de los españoles, provocado principalmente por una mala higiene y alimentación. Una dieta rica en vitamina C ayuda a parar las bacterias que provocan el mal olor. Otra buena opción son los yogures, que ayudan a combatir las bacterias infecciosas de la boca. Por otro lado, bebidas como el té verde contienen unos antioxidantes que mantienen las bacterias alejadas del esmalte.

Evitar gases inapropiados

Situaciones inoportunas que se producen por unos hábitos poco saludables y que pueden solventarse de forma natural . El jengibre y los productos sin lactosa encabezan la lista a la hora de calmar las digestiones pesadas y por ende, los gases inapropiados. Infusiones con miel y anís, son grandes remedios caseros contra el exceso de gases.

Labios más sensibles

Para un beso perfecto, nada como cuidar nuestros labios sin dañar su Ph natural. Una piel tan sensible conviene exfoliarla una vez a la semana con azúcar diluida en miel o con un cepillo de dientes suave. Para conseguir un rojo natural, beber zumos ricos en frutas “rojas” como fresas, frambuesas, arándanos o granadas, potenciarán su característico rubor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*