Cuarentena, rituales para relajarse

Recomendaciones para dormir y relajarse de parte de la firma de cosmética Rituals.

Silvia Resa López

“La motivación es lo que nos hace empezar; la rutina lo que nos hace continuar”, reza el refranero que, desde lo popular, avala las recomendaciones de los terapeutas a la hora de organizarnos, en estos nuevos tiempos de confinamiento, donde las rutinas de cada día refuerzan nuestro equilibrio y bienestar psicológicos; así lo han entendido en Rituals, desde donde nos aconsejan cómo relajarnos y dormir mejor.

Dicen los expertos en conducta que, en los momentos que vivimos, el secreto está en crear rutinas, las cuales asumimos de forma consciente y nos benefician, tanto desde el punto de vista físico como emocional, pues ayudan a mantenernos con los “pies en la tierra”, además de invitarnos a mirar hacia el interior. Y es que, el aforismo atribuido a Lao Tsé, “Si no puedes ir fuera, ve dentro, donde te aguarda un espacio infinito” tiene en estos días un sentido pleno, a la par que oportuno.

Rutinas de oro

“Cambia las rutinas diarias por rituales con significado”, sugieren desde el vídeo corporativo de Rituals, la empresa cosmética fundada por Raymond Cloosterman en 2000 y cuyo eslogan destila un cierto tono Zen: “no estamos aquí para vender belleza, sino para hacerte sentir bien”. Así que rutinas y rituales se suman para ofrecer el siguiente decálogo de más de veinte puntos, en los que VELT apostilla algún que otro aspecto:

1. Olvídate de la ducha de cinco minutos y date un baño de al menos veinte minutos. Bañarse relaja los músculos y ayuda a desconectar la mente. Añádele un puñado de sales (si no tienes sales perfumadas, vale también un puñado de sal gorda).

2. Desayuna tranquilamente, saboreando una taza de té ecológico (o en su defecto un buen café o un chocolate caliente) y tómate el tiempo necesario para disfrutarlo.

Imagen: Gaelle Marcel/ unsplash.com

3. Establece horas y zonas “sin teléfono”. Trata de dejar el móvil “en la otra punta de la casa” al menos durante una hora cada mañana y, si es posible, aléjalo de tu lugar de descanso cada noche. Esta práctica te liberará del hecho de estar “conectado” constantemente y aportará paz a tu mente.

4. Planifica tiempo en tu calendario para “no hacer nada”; aunque suene extraño, de esta forma, permitirás que tanto tu cuerpo como tu mente “se recarguen” (Requiere entrenamiento).

5. Resérvate un momento. Echa un vistazo a tus obligaciones diarias y concédete cinco minutos de tiempo extra respecto a lo que normalmente tardas para completarlas. Así te darás un respiro, que es indispensable. (Requiere entrenamiento).

6. Empieza a practicar yoga, pilates o alguna actividad física, preferiblemente por las mañanas. El yoga activa el flujo sanguíneo, despierta los músculos y te ayuda a prepararte psicológicamente para el día. (Requiere constancia).

7. Entrena el modo lento de lectura. Disfrútala.

8. Deja de obedecer por anticipado. Aprende a decir no. Evita hacer cosas que no te gustan por obligación. (Nivel alto de entrenamiento).

9. Medita, con o sin vela. Hacerlo cada noche te ayudará a concentrarte y relajarte. (Recomendado: ejercicio de meditación en cinco pasos con Irina de la Flor).

10. Evita hacer más de una cosa a un tiempo. La multitarea conlleva desatención a lo que hacemos. (Conviene practicar Mindfulness o atención plena. Nivel alto de entrenamiento).

11. Come lentamente y toma conciencia de lo que ingieres. Mastica lentamente. (Requiere entrenamiento).

12. Empieza una rutina de silencio de media hora en casa. No es necesario reservar una semana entera en un retiro de silencio para beneficiarse del silencio. Simplemente instaura una norma de 30 minutos de silencio en toda la casa cada noche y sentirás los efectos calmantes.

13. Desarrolla una rutina del sueño. Te recomendamos que empieces yéndote a la cama cada noche a la misma hora. Las investigaciones mundiales han determinado que el sueño afecta prácticamente a todas las esferas de nuestro ser: desde nuestra salud física hasta nuestra capacidad para tomar decisiones y “despejar el cerebro”, tal y como se sugiere en esta serie de estudios realizados en la Universidad de Rochester, en los EE. UU. (Nivel medio de entrenamiento).

14. Utiliza las pantallas para una práctica de visualización. Antes de mirar compulsivamente la tele, dedica unos momentos a mirar la pantalla en blanco y utilízala como lienzo de visualización. Proyecta en él tus propios sueños y pensamientos. Reflexiona sobre ellos durante un rato. (Nivel alto de entrenamiento).

15. Crea una rutina de cuidados de la piel. Este tipo de cuidado personal a diario hace maravillas para tu bienestar físico y emocional. (Requiere constancia)

16. Asómate a la ventana, terraza o tronera y observa el amanecer o la puesta de sol. Según un estudio de la Universidad de Stanford, su naturaleza imponente despierta algo en nuestro interior que “expande el tiempo y mejora el bienestar”, (Dependiendo de dónde vivas, requerirá mayor o menor imaginación el hecho de “asomarse”).

Imagen: Andre Benz / unsplash.com

17. Dedica cinco minutos cada noche a ordenar tu espacio vital. Cuando ordenas tu entorno, también estás ordenando tu espacio mental antes de irte a la cama. Un lugar para cada cosa y cada cosa, en su lugar. (Requiere entrenamiento y constancia).

18. Experimenta el momento, en lugar de grabarlo; de esta forma, nos acercamos a la experiencia genuina, creando un recuerdo mental y emocional, en vez de sólo digital. (Nivel medio de entrenamiento).

19. Descubre un nuevo hobby. ¿Siempre has querido pintar? Resérvate media hora al día para hacerlo. ¿Te interesa la cocina india? Haz una clase online a tu propio ritmo.

20. Convierte la música en parte de tu rutina diaria. Ponte tu lista de reproducción preferida mientras te preparas por la mañana, por ejemplo, para ayudarte a empezar la jornada con buen humor. (Recréate con la Clásica y experimenta la música a 432 ciclos). 

21. Crea una rutina de escritura diaria. Plasmar en papel tus pensamientos e intenciones puede proporcionarte ideas valiosas y poner fin al síndrome de la mente acelerada. (Nivel medio de entrenamiento).

Para crear y seguir estas rutinas, la firma de cosmética Rituals ha creado “The Ritual of Jing” que, según uno de los portavoces de la compañía, “se inspira en el concepto ancestral chino del Jing, que representa la calma, la paz y la tranquilidad, de forma que nos apoya en algo que necesitamos hoy, como es crear nuestro santuario particular”; “gracias al uso de los aceites esenciales de lavanda, flor de loto, madera sagrada y jojoba, la mente y el espíritu se relajan mediante gestos sencillos y cotidianos que cuidan la piel, el cuerpo y el cabello, descubriendo así un nuevo camino a la paz interior” The Ritual of Jing abarca dos líneas, Sleep (con fragancia relajante de aceites esenciales de lavanda y madera, que ayuda a mejorar la calidad del sueño) y Relax (con fragancias de larga duración procedentes del arbusto mexicano de jojoba y de la flor de loto, que relajan el cuerpo y calman la mente).

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*