• jue. Sep 23rd, 2021

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Claves para reinventarse… a una cierta edad

Jun 11, 2021
reinventarse pura

Por Pura de Rojas, directora de Allegra Comunicación

Cuando llegó a las pantallas españolas la película protagonizada por Dustin Hoffman “Héroe por accidente”, el crítico Fernando Morales, del diario El País, la calificó como: “…una atractiva mezcla de drama y comedia…”. Esta es la sensación que afronto cada día desde que, hace casi 10 años, y no por propia voluntad, tuve que reinventarme profesionalmente.

Quizás hayas experimentado el sentimiento de insatisfacción en un trabajo, o te sientas un poco atascado y con ganas de que surja un cambio en tu vida. Este no era mi caso. Podría haber estado 20 años más en mi antigua empresa, sin cambiar a prácticamente ninguno de mis compañeros o jefes. Sin embargo, en una de las crisis que hemos vivido en los últimos años, el espacio en el que sentíamos que habíamos creado un segundo hogar, desapareció en cosa de pocos meses.

Después de unas semanas complicadas, y de mucho pensar sobre si dar un salto hacia delante, o un salto hacia atrás, no quedaba más remedio que tomar alguna decisión. Mi elección fue la primera, y todavía doy gracias a esa chispa de insensatez que muchas veces nos lleva a vivir algunas de las situaciones más gratificantes de la vida. 

Con mis casi 45 años en aquel momento, no me sentía con fuerzas para comenzar a enviar currículums ni de participar en procesos de selección compitiendo con personas a las que podría doblar la edad. Además, después de perder un trabajo al que has dedicado más de 15 años de tu vida, ¿quién quiere volver a poner todos los huevos en la misma cesta?

Pura de Rojas, fundadora de Allegra Comunicación.

Decidí enfocar todo ese esfuerzo a buscar clientes a los que ofrecer mis servicios de consultora de comunicación. No podía ser mucho más difícil que buscar un empleo. El desafío era precioso pero la verdad es que aún me cuesta gestionar la incertidumbre de sentirme 100% responsable de mi futuro profesional.

Un cambio de identidad, y no solo un cambio de rol

Decidí continuar trabajando en lo que había sido mi profesión durante más de 20 años, pero esta vez como pequeña empresaria, un término con el que diez años después sigo sin reconocerme.

Creo que esta fue una de las claves de mi éxito, reinventarme, pero solo a medias. Aprovechar toda la experiencia acumulada durante años, aunque sabía que necesitaba aprender en muy poco tiempo muchos aspectos relacionados con la gestión empresarial (contabilidad, cuestiones relacionadas con hacienda, gestión de personal, de proveedores, etc.). Fue la forma más práctica que encontré para atreverme a asumir el reto.

Tras muchos años de carrera profesional, uno siente que lo que hace está fuertemente vinculado con su personalidad, que le sirve de base para definirse a uno mismo. Por este mismo motivo, es tan complicado saltar hacia lo desconocido. Sin embargo, poco a poco vas entendiendo que tienes la oportunidad de ser otra versión, quizá más completa, de quien pensabas que eras.

Cuando comencé mi carrera, había cosas que tenían una gran importancia: el salario, la posibilidad de promoción, el pertenecer a una gran compañía, etc. Sin embargo, a medida que fui cumpliendo años, creo que nos ocurre a casi todos, esas cuestiones fueron perdiendo interés. Empieza a importarnos más la posibilidad de tener autonomía, la satisfacción de ser capaces de darle uso a nuestra experiencia, a nuestras fortalezas, a lo que nos gusta hacer y a lo que hemos aprendido. Esta era mi oportunidad.

Explora qué te gusta

Después de haber vivido los dramáticos efectos de esta pandemia no solo a nivel sanitario y familiar, sino también en el mundo de la empresa y en el mercado laboral, he tenido la ocasión de conocer muchos casos de personas que hoy se encuentran como yo estaba hace pocos años.

Imagen: Unsplash.com

A todos ellos mi modesto consejo es que, si esta crisis les ha pillado desprevenidos en lo psicológico, en lo financiero o en lo laboral, se esfuercen sobre todo por superar la incertidumbre. Creo que es importante saber que siempre hay tiempo y que siempre merece la pena reinventarse, a pesar de que ya no seamos unos jovencitos.

Es importante admitir que también que tendremos que empezar por formarnos y actualizarnos profesionalmente en muchas cuestiones. Conecta también con tu pasado. Muchas primeras oportunidades nos llegarán de nuestra red de contactos, incluso de personas con las que hemos tenido un vínculo en el pasado, pero con las que hemos perdido la relación. Ahí tienes tu tesoro.

Y, por supuesto, analiza qué es lo que más te gusta y lo que menos, pues de esta forma, la incertidumbre que este cambio ofrece tendrá como recompensa la oportunidad de aportar más elementos positivos para tu bienestar. Para mi está siendo un viaje fascinante, que va mucho más allá de lo laboral. He comprobado, y no solo por mi propia experiencia si no por otros muchos casos que ahora sigo con gran interés, que el desempleo a una cierta edad no tiene que suponer el final de una vida profesional, sino al contrario, el principio de una nueva trayectoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *