• Lun. Ene 30th, 2023

Vivir en La Tierra

Nos gustó el planeta y decidimos quedarnos

Cels Piñol, historietista: “Hay demasiada gente, que todavía no sabe apreciar el cómic como un arte”

Dic 16, 2012

Cels Piñol (Barcelona, 1970) es muchas cosas. Dentro de su propia página web, él mismo se define como “escritor, guionista, ilustrador, empresario y ex instructor de la unidad Blade Runner del distrito oeste de Barnacity”. Bueno, por lo que es bastante conocido dentro del universo del cómic y la historieta española, es por ser el creador de las obras de ‘narizones’ Fan Letal, Fanhunter, Fanpiro, Outfan y Fantom Town, que reflejan la forma de vida y peculiaridades de los fans de la cultura y el ocio “en esta y otras dimensiones alternativas”.

Hace 20 años que Piñol publica novelas gráficas donde el humor referencial se funde con la semiótica más descabellada. Primero lo hizo con Planeta DeAgostini y, en la actualidad, con Panini Cómics. Ha escrito tres novelas, varios libros teóricos y una autobiografía. En lo que se refiere al plano personal, tiene “dos hijas, varios amigos imaginarios; y una ingente colección de libros, vinilos, juguetes, relojes de pulsera y cómics que guarda en el depósito del Tío Gilito en espera de ahorrar los suficiente para comprar un castillo donde poder almacenarlo todo”.

¿Cómo define su carrera como historietista?

Pues algo así como una bendición. Aunque en un principio quería dedicarme a otras cosas, y sigo explorando ahora otros campos, crear historietas, literatura y audiovisual significa trabajar en lo que me gusta. Disfruto con ello y me enriquece mucho, aunque la mayoría de veces me embarco en más proyectos de los que puedo realizar y acabo por dispersarme. De todas formas, suelo acabarlo todo y cumplir con los plazos.

¿Cuál ha sido su inspiración en este tiempo?

Mis vivencias personales, sobre todo. La vida como coleccionista de cómics y libros, como melómano, como cinéfilo, está repleta de anécdotas que comparto con mis lectores. También me inspiro en las obras que me gustan, las reciclo, busco su lado nostálgico, su parte de humor, y doy mi versión sobre ellas. Siempre desde un punto de vista constructivo o crítico, nunca destructivo o demasiado burlón. Una obra que yo detesto puede significar mucho para otro tipo de público.

De los suyos, ¿Cuál es su personaje favorito? ¿Por qué? ¿Cómo surge el universo Fanhunter?

Mi personaje favorito es Ridli Scott, un fan de ‘Alien’, ex marine colonial. Contiene mucho de mi propia personalidad, pero también los otros narizones que le acompañan. Tengo cariño por todos ellos, incluso por los villanos, que nunca llegan a ser del todo detestables.

El Universo Fanhunter nació a principios de los años ’90, muy inspirado por obras como ‘Fahrenheit 451’ y toda clase de creaciones post apocalípticas. Ahora, los fans aparecen en muchas series, en forma de frikis o de tertulias tarantinianas, pero entonces, los defensores de Barnacity eran los únicos que utilizaban sus conocimientos culturales y subculturales para enfrentarse a un tirano demente que ha prohibido todas las expresiones de ocio, cultura y subcultura.

¿Podría darse una figura como la del Papa Alejo en nuestro mundo?

Bueno, solo hace falta echar un vistazo a lo que hace nuestro Ministro de Cultura, y otros políticos cargados de demagogia que desprecian cualquier tipo de expresión cultural que atente contra su visión parcelada de la realidad.

Pero Alejo es un villano carismático, de ahí su éxito, de ahí que me haya visto obligado (y es un placer) a resucitarlo, aunque con matices y cambios en su status quo. Los “villanos” que ponen en peligro la supervivencia de la cultura, la libertad que representa el acto creativo, son más parecidos a Killer Dog, el lugarteniente de Su Santidad, Alejo.

Alejo emplea métodos expeditivos y alienantes, pero tiene ALMA. 🙂

¿Qué supone trascender del papel y llegar a otros soportes: internet, televisión, juegos de rol..?

Pues significa llegar a mucho más público y conseguir que la obra sea multidisciplinar. Hay mucha, demasiada gente, que todavía no sabe apreciar el cómic como un arte, como un medio de expresión que, no lo dudes, va a sobrevivir a muchas formas de cultura que ahora son intocables e incluso arcaicas. En cambio, algo en prosa, una ampliación en juego, una aplicación para tablet o una animación puede ayudarte a llamar la atención sobre la obra. Lo importante es que al traspasar el cómic a esos formatos se respete la esencia de lo que quieres contar, el carisma de los personajes y el tono en que está narrado el conjunto. Es la mejor forma de no traicionarse a sí mismo.

¿Qué planes tiene para este 2013 que muchos definen de ‘post apocalíptico’?

En primer lugar, la continuación de un clásico, ‘En las Montañas de la Locura’ de H.P. Lovecraft, pero ambientada en el Universo Fanhunter. Seguiré publicando las tiras de ‘Fan Letal’ y ‘Celsquest’. Estamos trabajando en un teaser viral de animación de Fanhunter con un flamante equipo de Barcelona. También estamos diseñando una App para iPad inspirado en ‘La Batalla de Montjuïc’, un juego de tablero y vamos a relanzar el merchandising porque lleva agotado desde hace años.

En qué estadio se identifica más hoy ¿Fan Letal o Fan con Nata?

Ambas obras cubren distintos aspectos de la vida del fan, pero la siguiente evolución, ‘Fantom Town’ o ‘Plan BB’ son las historias donde me siento más cómodo: la experiencia de ser padre, un padre culturalmente disperso, me ha llevado a conectar con lectores de mi misma edad con los que compartimos anécdotas, aunque intento explicarlo con un lenguaje que llegue a un público más joven.

Pero ya se sabe: una vez fan, siempre fan. ^__^

¿Es más fácil vivir del cómic y la ‘subcultura’ hoy en día que cuando empezaba? ¿Era entonces más divertido aunque más minoritario?

Es igual de divertido, incluso más apasionante porque ahora, gracias a las nuevas tecnologías, tu obra llega a más público y recuperar, gracias a las redes sociales, lectores o seguidores que te habían perdido la pista. El problema es que hay más ‘competencia’; y eso no es negativo si sabes crear las sinergias necesarias entre obras y autores.

¿Minoritario? Siempre se habla de crisis, pero el cómic nunca ha sido minoritario. Lo que necesita el medio es valorarse y eso ayudará a darse a conocer. Siempre habrá lectores de cómics. Lo importante es asegurar un relevo generacional y, sobre todo, que la gente deje de pensar que ‘los cómics son solo para niños’.

¿Cómo valora la evolución que ha sufrido el lector de comics y productos relacionados: antes unos pocos y ahora una gran mayoría?

Pues que necesitamos echar gasolina a la industria para que nuevos creadores se abran paso y se recuperen grandes clásicos. Cuanto más extensa sea esa mayoría, más se asegura el futuro, más gente acudirá a las librerías o leerán eComics. Nuestros lectores son nuestra mejor promoción viral. Lo importante es no decepcionarlos y, claro, no saturarlos de obras. Se edita mucho, quizá demasiado. Si no incrementamos el público… ¡cuanto papel desaprovechado!

Que los súper héroes se conviertan en franquicia cinematográfica ¿Qué le parece?

Bien siempre que, como te he comentado, se respete la esencia del cómic porque en muchos casos no hace falta modificarla. En los noventa se empeñaban en aplicar a los personajes toda clase de cambios porque los directivos de los estudios pensaban ‘esto no funcionará en pantalla’. Pero se ha demostrado que si eliges un buen cómic para adaptar y mantienes el espíritu adecuado, funcionará. Por ejemplo, las últimas películas de Marvel: SON como los comic-books, y a la gente, en mayor o menor medida, le encanta.

Lo mejor de todo es que todos estos directores y guionistas que apuestan por llevar cómics a la pantalla, afortunadamente, se han criado leyendo tebeos.

Una película que le haya marcado…

Tiburón. Mad Max 2. Aliens. Blade Runner. La Condesa Descalza. No puedo quedarme con una. Forman una cosmología que te ayuda a forjar el carácter de autor.

La mejor película de súper héroes, en su opinión.

Creo que ‘Los Vengadores’ es hasta ahora lo mejor y más atrevido que se ha llevado a cabo en este aspecto. Pero ‘El Protegido’ o el ‘Superman’ de Donner son ya clásicos a tener en cuenta.

Un cómic.

Batman Dark Knight y el Daredevil de Frank Miller. Lástima que este gran autor se haya echado a perder en los últimos tiempos.

¿Marvel o DC? ¿Por qué?

Marvel, aunque no lo antepongo a DC en todo: depende del autor, de la obra, del personaje. Pero es espíritu, soy Marvel Zombie. Mi personaje favorito siempre será el Capitán América.

Una novela gráfica.

Buf, ¡¡muchas!! Aunque si he de elegir una que me marcara, porque trascendía al género, porque introducía una fusión nueva entre diseño y narrativa, me quedo con S.O.U.L de Jaime Vane y Fernando De Felipe.

Si no se hubiera dedicado a esto ¿qué hubiera sido?

Militar. Ya, suena raro. Pero tenía auténtica vocación. 🙂

Le hubiera gustado dibujar como…

John Byrne en su etapa con Chris Claremont en Marvel. Irrepetible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *