10 superalimentos que no deben faltar en 2018

La alimentación es la base de la salud, sin embargo, los modernos sistemas de producción han empobrecido la calidad de los alimentos y de sus nutrientes y, en la mayoría de los casos, nuestra dieta está desequilibrada o es incompleta. Para mejorar nuestra dieta y, con ella, nuestra salud, Aora Health ha identificado 10 superalimentos que no pueden ni deben faltar en nuestra dieta en 2018.

Un superalimento lo es por su riqueza en nutrientes esenciales como las vitaminas, los minerales o los antioxidantes de toda clase. La mayoría son de origen vegetal y deben tener un protagonismo en la cesta de la compra. A la hora de consumirlos, se recomienda comerlos crudos o poco cocinados para mantener todas sus propiedades. Destacan por su riqueza en enzimas, vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a proteger la salud. También tienen muchos de antioxidantes y ofrecen un amplio potencial terapéutico y propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias.

 

  • Azafrán. Durante siglos el azafrán ha sido una de las especias más valiosas del mundo. Los pistillos de azafrán se cosechan manualmente y se necesitan más de 100.000 pistillos para producir un kilo de azafrán. El azafrán se ha utilizado durante miles de años como hierva medicinal y agente colorante. El uso medicinal se debe a la medicina tradicional china y a la tradición ayurvédica, donde se usa por sus propiedades para mejorar el estado de ánimo, la depresión, la ansiedad, como afrodisiaco y por su efecto positivo en la digestión. Hoy en día, gracias a los estudios realizados se ha descubierto que además tiene efectos positivos en la enfermedad del Alzheimer, trastornos oculares e incluso en la obesidad.

  • Rhodiola. Es una planta que crece en las regiones alpinas de Europa central y oriental cuya eficacia y seguridad han dado lugar a que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) acepta su uso tradicional para el alivio de los síntomas de astenia, tales como la fatiga y debilidad. Numerosos estudios indican que mejora el rendimiento físico y mental en situaciones de fatiga, así como la capacidad de trabajo. Además tiene un efecto sobre la depresión y la ansiedad.

 

  • Grosella espinosa de la India (AMLA). Es una planta frutal que se encuentra en India y otras partes de Asia. Sus frutos están clasificados como superfruta ya que tienen una potente actividad antioxidante y es considerada una de las plantas más importantes en Ayurveda (medicina tradicional india). También es útil como inhibidor de la tos, para la salud digestiva, control de colesterol y diabetes y la salud hepática. Además, promueve la síntesis de colágeno proporcionando así más belleza a la piel.

 

  • Witania. La witania es una planta muy usada en la medicina tradicional india, principalmente se utiliza su raíz y sus bayas. Aunque es originaria de Asia, se encuentra en casi todos los climas templados: India, Pakistan, Sri Lanka, sur de Europa y norte de África. Diferentes estudios llevados a cabo con este superalimento indican que tiene numerosos beneficios para la salud, entre ellos: reducir la ansiedad y el estrés, mejorar la memoria y la cognición, aumentar la fuerza muscular, la resistencia y el rendimiento deportivo e incluso mejorar la función sexual y la libido en hombres y mujeres. Además mejora el sistema inmunológico y ayuda a controlar el peso.

 

  • Amapola californiana. La Amapola de California es una planta muy utilizada en la medicina popular como analgésico y sedante. De hecho, la Agencia Europea del Medicamento (AEM) aprueba su uso para el alivio de la ansiedad y como ayuda para conciliar el sueño. Sus beneficios se deben a que contiene un hipnótico natural que ejerce un efecto sobre la calidad del sueño en la fase de conciliación.

 

  • Pasiflora. Es una planta indígena que se cultiva en el sureste de América del Norte, en Argentina y Brasil. Además, se cultiva en Europa como planta ornamental. Los indígenas americanos utilizaban la pasiflora con fines medicinales para tratamientos de insomnio y nerviosismo. Destaca la ulitidad de esta planta para aliviar los sínomas leves de estrés mental, irritabilidad y para conciliar el sueño.

  • Naranja Sanguina. La naranja sanguina es una variedad de cítrico con una característica peculiar: su carne tiene un color rojo oscuro parecido al del vino o al de la sangre (como su propio nombre indica). Este tono se lo debe a la presencia de Antocianinas en su composición, se trata de una familia de pigmentos que es muy infrecuente en los cítricos, esto hace a la naranja sanguina tener unas propiedades distintas a las de los limones, las naranjas comunes o los pomelos. Esta familia de pigmentos tiene fuertes propiedades antioxidantes, constituyendo un antioxidante natural, además es un pigmento hidrosoluble que nos protege contra la luz ultravioleta. Por supuesto, como todos los cítricos, las naranjas sanguinas son además una muy buena fuente de vitamina C, que también actúa como antioxidante natural. Esta fruta estimula además la producción de colágeno que es crucial para el desarrollo y mantenimiento de los huesos, dientes, cartílagos y de la piel. La vitamina C es también necesaria para crear dopamina, un neurotransmisor que juega un papel crucial en nuestra salud mental y física, y tirosina, un aminoácido que promueve el buen funcionamiento de las glándulas tiroides, pituitarias y suprarrenales.

 

  • Uvas. El Resveratrol es un conocido polifenol comúnmente presente en la piel de la uva. Diferentes estudios indican que mejora el estrés oxidativo e inflamación, ayuda el control de la diabetes, puede ayudar a ralentizar el envejecimiento y además ayuda a la disminución de la grasa.

 

  • Magnesio. El magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Ayuda a mantener el funcionamiento normal de músculos y nervios, brinda soporte a un sistema inmunitario sano, mantiene constantes los latidos del corazón y ayuda a que los huesos permanezcan fuertes. Además ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre y en la producción de energía y proteína.

 

  • Vitamina B6. Es requerida para el funcionamiento apropiado de los azúcares, las grasas y las proteínas en el cuerpo. Es necesaria también para el crecimiento y desarrollo adecuado del cerebro, de los nervios, de la piel y de muchas otras partes del cuerpo. La falta de esta vitamina B6 puede conducir a síntomas de debilidad, cansancio o fatiga.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*